jueves, 29 de enero de 2015

Guinea a cuartos por sorteo

Un día después de la finalización de la fase de grupos de la CAN Guinea Ecuatorial 2015, se llevó a cabo el sorteo para determinar el último clasificado a cuartos de final. Es que Guinea y Malí terminaron igualados en todo en el Grupo D y el artículo 74 del Reglamento del certamen especificaba que en casos como este se definía mediante un sorteo. El mismo se llevó a cabo en el Hotel Hilton de Malabo, con la presencia del presidente de la CAF, Issa Hayatou y el secretario general de la entidad, Hicham El Amrani.

Amara Dabo, del Ministerio de Deportes de Guinea y Boubacar Diarra, presidente de la Federación de Fútbol de Malí, fueron los encargados de sacar las bolillas y como el representante guineano fue el que sacó la que tenía el número 2 -Diarra sacó el 3-, los comandados por Michel Dussuyer jugarán en cuartos de final ante Ghana. Malí, en tanto, se despide rápidamente por culpa del azar quedando muy lejos de las semifinales, instancia hasta la que llegó en las últimas dos ediciones.

"Las últimas horas fueron difíciles porque somos un grupo al que le gusta estar en acción y no lo estábamos. Sólo estábamos esperando. Gracias a Dios hoy el destino nos dio esta alegría. Incluso si nuestro destino es decidido en una oficina estamos felices. Mi reconocimiento en este momento al plantel maliense y al cuerpo técnico. Sé que es un momento muy difícil el que están viviendo. Tuvieron un muy buen funcionamiento y se despiden invictos de la CAN, lo que es algo difícil de soportar", expresó el técnico de Guinea, Dussuyer, al saberse victorioso en el sorteo. Kamil Zayatte en tanto, comentó que en los instantes previos oraron todos juntos pidiendo la ayuda de Dios y que éste fue el que los ayudó y los escuchó. 
La concentración de la Syli National en Guinea Ecuatorial y las calles de Conakry fueron una fiesta tras conocerse la noticia, ya que Guinea vuelve a meterse en los cuartos de final de una CAN luego de tres ediciones. La última vez que superó la fase de grupos fue en Ghana 2008, cuando fue segundo en el Grupo A detrás de los locales, que serán justamente sus rivales en esta ocasión.

De esta manera, los cuartos de final serán Túnez-Guinea Ecuatorial, Ghana-Guinea, Costa de Marfil-Argelia y Congo-RD Congo.

Grupo D: Los Elefantes y un sorteo

La fase de grupos de la Copa Africana de Naciones de Guinea Ecuatorial llegó a su fin pero habrá que esperar hasta mañana para conocer a todos los clasificados a cuartos de final. En la fecha 3 del Grupo D, Costa de Marfil se adjudicó la zona al vencer 1-0 a Camerún, mientras que el otro clasificado se definirá mañana por sorteo, ya que Guinea y Malí empataron 1-1 y terminaron igualados en todo. 

Todos los equipos llegaron con 2 puntos a la fecha final. En Malabo, Costa de Marfil comenzó de mejor manera ante Camerún con sus armas de siempre: Aurier por derecha, Bony en la delantera y Yaya Touré y Gradel en mitad de cancha. Y tras algunos avisos llegó la apertura del marcador a los 35 minutos. Gradel aprovechó un despeje corto de Jérôme Guihoata y sacó un tremendo derechazo para poner las cosas 1-0. Las cosas no se modificarían y los de Renard se meterían en los cuartos de final, al igual que en las últimas seis ediciones de la CAN.

Por el lado de Camerún, las aproximaciones más peligrosas estuvieron en los pies de Edgar Salli pero pronto comenzaron a ceder las fuerzas de los Leones Indomables, que no pudieron superar la fase de grupos. Para recordar algo similar, hay que remontarse a la CAN Sudáfrica 1996, cuando los cameruneses quedaron terceros en el Grupo A, detrás de los locales y Egipto y por encima de Angola.
En el otro partido se dio un interesante clásico regional entre guineanos y malienses. Fue Guinea el que se adelantó en el marcador a través de un penal ejecutado con gran calidad por Kevin Constant. A los pocos minutos pudieron haber igualado las Águilas, pero el capitán Seydou Keita entregó su tiro desde el punto del penal a las manos de Naby Yattara.

Pero ni bien comenzó el segundo tiempo, lo descuidaron a Modibo Maiga quien apareció solo por el segundo palo para poner el 1-1 para los comandados por el polaco Henryk Kasperczak. De allí al final ningún equipo pudo lograr el gol del triunfo y de la clasificación, por lo que habrá que esperar hasta el jueves a las 16 horas de Malabo, para determinar por sorteo cual de los dos se medirá a Ghana en los cuartos de final. Costa de Marfil, por su parte, ya sabe que tendrá en dicha instancia una final anticipada con Argelia.

martes, 27 de enero de 2015

Grupo C: Ghana y Argelia en carrera

Con los dos primeros duelos de cuartos de final ya definidos (Túnez-Guinea Ecuatorial y Congo-RD Congo), hoy fue el turno de definir los dos clasificados del Grupo C. Todos llegaron con chances a la última fecha y según se iban modificando los resultados se iban alterando las posiciones en una jornada para el infarto. 

Senegal, que llegaba como único líder de la zona con 4 puntos, se midió con Argelia (3) en el Nuevo Estadio de Malabo y fueron los Zorros del Desierto los que comenzaron rápidamente a encaminar su clasificación. A los 10 minutos, la defensa de senegalesa se durmió y un pelotazo de Bougherra encontró libre y sólo a Riyad Mahrez, quien controló a la perfección y definió bajo para el 1-0. A pesar de la derrota, los Leones de Teranga se clasificaban igual pero no querían depender de otro resultado para meterse en los cuartos de final. Por eso buscaron el empate pero no pudieron lograrlo, y a menos de diez minutos del final apareció el joven Bentaleb para poner las cosas 2-0 en favor de Argelia con un tremendo zurdazo desde afuera del área. Los de Alain Giresse comenzaban a decir adiós, ya que en Mongomo, Ghana daba vuelta las cosas ante Sudáfrica, ganaba el partido y llegaba también a las 6 unidades.
Pero en Mongomo las cosas no habían comenzado bien para las Black Stars de Avram Grant. Sudáfrica se puso en ventaja a los 17 minutos con un gran remate de derecha de Mandla Masango y con ese resultado se metía en la siguiente instancia. Las cosas siguieron igual hasta los 73 minutos, pero de allí hasta el final Ghana marcó dos goles para meterse en cuartos. A los 73 apareció John Boye en el área para liquidar de zurda y diez minutos después André Ayew sólo cabeceó ante una floja respuesta del arquero sudafricano Khuzwayo.

Con la victoria, Ghana llegó a los seis puntos al igual que Argelia, pero aunque los Zorros del Desierto tuvieron mejor diferencia de gol el que pasa como primero es el seleccionado ghanés que se impuso en el enfrentamiento entre ambos. Senegal y Sudáfrica se quedan afuera en la fase de grupos como les ocurriera en Ghana 2008, cuando compartieron el Grupo D y Angola y Túnez fueron sus verdugos. 

lunes, 26 de enero de 2015

CAN 2006: La nueva era egipcia

[Por Diego Martín Yamus] La década 2000 no era justamente la más fértil para Egipto, el país sinónimo de victoria en el fútbol africano, que aparte de caer en cuartos de final 2000 y 2002 y por un gol menos en la primera ronda de 2004 había sido eliminado del Mundial de Alemania 2006 por Costa de Marfil y Camerún, más allá de que fuera juez de la definición con el famoso empate con los Leones Indomables. Pero el país de la gran historia antigua tenía una chance que no podía dejar pasar: la CAF lo había designado sede de la Copa Afrricana de Naciones de ese comienzo de 2006. Por eso, el conjunto nuevamente liderado por los grandes Mahmoud El Gohary y Hossam Hassan era candidato a dejar atrás las heridas sufridas por ejemplo con sus vecinos del Norte, y a de una vez por todas demostrar que por algo es el más laureado de la región.

Curiosamente, los Faraones participaron en una eliminatoria inédita, no sólo porque el campeón ya no iba directamente, sino que por primera vez la CAF había decidido con acierto que las mismas contaran para la CAN y al mismo tiempo para Alemania 2006. Tras las acostumbradas preliminares, cinco grupos de 6 equipos dejarían al ganador en la Copa de la FIFA y a los tres primeros en la africana. Egipto compitió en aquel recordado Grupo 3, donde hizo una buena campaña terminando tercero y como ya dijimos árbitro de la pelea entre los colosos marfileños y cameruneses por el pasaje directo. Como fue llamado a organizar el torneo, cedió su plaza a Libia, el cuarto de la zona, que así regresaba a la escena tras la gesta de su propia Copa en 1982, con Gaddafi y la final perdida por penales ante Ghana.

Y Egipto realmente esperaba que la suerte lo ayudara en su quinta Copa en casa, como lo había ayudado en 1959 y 1986, anteriores torneos que realizó y ganó. Por eso, aquel 20 de enero de 2006 nada menos que 65000 fanáticos gritaban en el estadio Internacional de El Cairo, lugar del Grupo A, en el arranque del local ante Libia. Y cómo lo hicieron: Ahmed “Mido” Hossam marcó el primer gol de la Copa a los 17 minutos, el surgiente Mohamed Aboutrika el segundo a los 22 y Ahmed Hassan cerró la goleada a los 76 ante un rival muy frágil, que además contó con un jugador menos por la expulsión de su arquero uruguayo Luis De Agostini a los 74, decretada por el árbitro de Burkina Faso Lassina Pare. Así se inició el enésimo sueño egipcio de gloria. El 21, el que hubiera preferido dormir fue el subcampeón Marruecos, que comenzó una mala pasada por esta CAN perdiendo con Costa de Marfil 1 a 0, gracias al primer tanto copero de Didier Drogba de penal en el minuto 37. Los marroquíes tampoco pudieron marcar el 24 en el eterno clásico ante los egipcios por un empate en cero; mientras, los marfileños pasaron un gran susto pero derrotaron al bravo Libia 2-1 con goles de Drogba a los 10´, paridad de Khamis a los 41´ y aparición de otro futuro grande, el tetracampeón del Balón de Oro Yaya Touré, que a los 74´ aprovechó un rebote del suplente Ghzalla para concretar la victoria. El 28, Egipto selló su pase a cuartos y su liderazgo del grupo con un claro 3-1 a Costa de Marfil por intermedio de otra estrella, Emad Moteab a los 8 minutos, Aboutrika a los 61 y otra vez Moteab a los 70; Aruna Koné había igualado a los 43 para los naranjas. Que sin embargo también se clasificaron, ya que en el Military Academy Stadium de la capital, Marruecos se fue con cero gol de la Copa al empatar ante Libia, en una insospechada decepción del equipo de Mohamed Fakher. Por lo cual los locales ganaron la zona con 7 puntos, seguidos por los marfileños con 6. Muy lejos terminaron marroquíes y libios.
El Military Academy de El Cairo era el epicentro del Grupo B, donde Camerún empezó con todo a recuperar su antiguo prestigio el 21 de enero, venciendo al mundialista Angola 3 a 1 con un triplete de Samuel Eto´o: 21, 39 y 78 minutos. Flavio, uno de los mejores angoleños, había empatado de penal a los 31. Más tarde, la República Democrática del Congo daba cuenta del sorpresivo Togo 2 a 0 por Trésor Mputu a los 42´ y Lumana Lualua a los 61´. En la segunda fecha el 25, los Leones Indomables pasaron con problemas a cuartos de final porque recién en los últimos 20 minutos pudieron superar a los togoleses, primero con Eto´o a los 68 y luego con Meyong Zé a los 86. Por su parte, la RD del Congo no sólo no pudo convertirle al valiente Angola (0-0) sino que perdió a su estrella Mputu, expulsado a los 19 minutos. Y la jornada de cierre tuvo un final para la tensión el 29 de enero. No por Camerún, que sin problemas le ganó a los congoleños 2 a 0 por Geremi Njitap a los 31´ y Eto´o a los 33´ en el Military, pero sí por Angola y Togo, que en el Internacional cairota definían junto a los Leopardos el otro lugar a la próxima ronda. En un partidazo, los Palancas se pusieron arriba por Flavio a los 9´, pero la figura togolesa Mohamed Coubadja empató a los 24. Flavio devolvió la ventaja angoleña a los 39, pero Mamam niveló nuevamente a los 65, casi despidiendo a Angola que encima necesitaba que la RD del Congo recibiera más goles de Camerún. Maurito le dio a los ex portugueses el triunfo a los 86 por 3 a 2, pero no les alcanzó por menor diferencia de gol que los congodemocráticos. Las posiciones fueron: Camerún indiscutible ganador con 9 puntos, RD del Congo 4 (0), Angola 4 (-1) y Togo cerró sin puntos.

El Grupo C tenía lugar en la histórica Alejandría, donde el monarca Túnez se estrenó en el estadio Harras al-Hedoud con tremendo 4 a 1 sobre Zambia. Y eso que los dirigidoss por Kalusha Bwalya marcaron el primer gol con Chamanga a los 9 minutos. Pero surgió la potencia del brasileño Francileudo Dos Santos y su sensacional trío de goles a los 35, 82 y 90 y uno de Bouazizi a los 51 para los nuevamente entrenados por Roger Lemerre. En tanto, Guinea empezó a mostrar que sería una revelación al derrotar a Sudáfrica por 2 a 0 con goles de Sambédou Bangoura en el minuto 76 y Ousmane Bangoura en el 87. Y lo siguió haciendo el 26, ahora ante los zambianos que otra vez empezaron arriba por Elijah Tana a los 34´, pero el genial Pascal Feindouno dio vuelta el partido con dos conquistas a los 74 de penal y 90 para poner al Syli National en cuartos y a los del cobre afuera. Túnez no tenía esos contratiempos, menos si apareció de vuelta Dos Santos a los 32´ y Ben Achour a los 57´ para eliminar a los sudafricanos con un claro 2-0. El tema es que el 30 debían completar el programa contra los guineanos, a los que se suponía iban a derrotar con facilidad. Pero el asunto fue a la inversa y Guinea se despachó con tres goles: Ousmane Bangoura en el minuto 16, Feindouno en el 69 y Diawara en el 90 para un extraordinario 3-0, una irrespetuosidad total al campeón que igual avanzó a los ocho como su sorprendente vencedor. Por su lado, Zambia encontró algo de consuelo a una pobre presencia ganándole 1 a 0 a Sudáfrica en el estadio Al Ittihad, con gol de Chris Katongo a los 75 minutos. Guinea fue el increíble líder de zona y con puntaje perfecto, 9, acompañado por Túnez con 6. 

Uno que quería retornar a su pasado feliz era Nigeria, que en el estadio Al Masry de Port Said, sede del Grupo D, debutó con un tardío triunfo ante su clásico Ghana por 1 a 0, con un tiro libre de Taiwo a los 84 minutos. Luego, Senegal también deseaba volver a la gloria de antaño y se impuso a Zimbabwe por 2 a 0 gracias a Hénri Camara a los 60´ e Issa Ba a los 80´. Pero el 27 los Leones de la Teranga fueron sorprendidos por los ghaneses en el otro derby occidental, ya que Amoah a los 13 minutos les dio el único gol del 1-0, aunque debieron sufrir la expulsión de su arquero Kingson a los 62 minutos junto al senegalés Beye. Nigeria iba tranquilo a cuartos con su 2 a 0 a Zimbabwe, obra de Obodo a los 57´ y el gran John Obi Mikel a los 61´. Parecía que todo estaba listo, pero la última fecha el 31 de enero mostró todo lo contrario. En el Al Masry, los nigerianos iban perdiendo con Senegal por Soleymane Camara a los 59´y corrían riesgo de quedarse afuera. Suerte que su estrella del momento, Obafemi Martins, marcó dos goles a los 79´ y 88´ y tranquilizó a las Aguilas, que así volaron a la ronda decisiva. Más si sucedió algo que no estaba en los planes de nadie: en el estadio de Ismailia, Ghana cayó al suelo ante Zimbabwe, que los aventajó con tantos de Chimedza a los 60´ y Mwaruwari a los 68´; el descuento de Baba Armando en el cuarto minuto agregado no sirvió y las Estrellas Negras se despidieron por la puerta de atrás por culpa de un gol menos de diferencia que los senegaleses. Que a pesar de su derrota fueron quienes finalmente acompañaron a Nigeria, otro vencedor de grupo ideal con 9 puntos. Senegal cosechó 3 y 0 de promedio, Ghana 3 y -1 y Zimbabwe, en otra meritoria actuación, también sumó 3 pero -3.

El 3 de febrero se pusieron en marcha unos cuartos de final que tendrían de todo. Empezando en Alejandría y el sensacional triunfo de Senegal, que luego de su susto recién descripto venció al hasta allí perfecto Guinea por 3 a 2. Los tricolores comenzaron ilusionados por Diawara a los 24 minutos. Pero entraron en escena los goleadores senegaleses: Pape Bouba Diop empató a los 61´, Mamadou Niang desniveló a los 83´ y Hénri Camara puso el tercero a los 90´+3, y todavía hubo tiempo para el gol de la decoración de Feindouno en el quinto minuto de adicional, que sólo redondeó un gran logro de los subcampeones de 2002. Mientras tanto, eso no les interesaba a los 74 000 egipcios que colmaron el Internacional de El Cairo para ver a su amada selección. Y ésta les pagó con un clarísimo 4-1 a la República Democrática del Congo, primero con Ahmed Hassan con un penal en el minuto 33 y Hossam Hassan en el 39, y un poco de suspenso por el autogol de El Saqqa a los 45. Pero luego los Faraones mostraron quién era mejor con Moteab a los 57´ y otra vez Ahmed Hassan a los 89´para ser semifinalistas y esperar a Senegal. Y si no habíamos quedado conformes con lo del 3 de febrero, el 4 hubo dos definiciones dignas de la gloriosa CAN. En Port Said, los gigantes Nigeria y Túnez igualaron 1-1 (Nsofor 6´, Hagui 49´) y las Aguilas, por medio primero de Vincent Enyeama y sus tres atajadas y luego de nada menos que Nwankwo Kanu, definieron en los tiros desde el punto penal por 6-5. Y aún faltaba la espectacular decisión de Camerún y Costa de Marfil, que en el Military de El Cairo igualaron a 0 en los 90 y a 1 en los 30 de alargue, abriendo Bakari Koné a los 92´ y emparejando Meyong Zé a los 95´. Dos grandiosos del Africa Negra no iban a superarse tan así como así. Por eso también aquí hubo serie de penales,tan larga que al canal de cable por TV argentino Fox Sports se le cortó la emisión vía satélite y debió colocar otro programa y luego informar en la tanda publicitaria la victoria de Costa de Marfil por 12- 11, con justamente Eto´o que erró y Drogba que marcó y llevó a los Elefantes otra vez a los primeros planos y sumergió a Camerún, como a otros grandes, en la eliminación. Los Leones Indomables sólo se llevarían el consuelo de Eto´o como goleador del torneo con 5 tantos.

De nuevo el estadio Internacional de El Cairo estaba casi a tope con 74 000 bulliciosos egipcios dispuestos a seguir de festejo en la primera y difícil semifinal ante Senegal el 7 de febrero. Y un penal de Ahmed Hassan en el minuto 37 los hizo gritar como locos el 1-0. Pero los de Abdoulaye Sarr no se iban a entregar así nomás y Niang igualó a los 57. Y cuando el parejo trámite llevaba a tiempo extra, apareció el delantero de reserva Amr Zaki y conquistó a los 81 minutos el gol del triunfo, la apoteosis y sobre todo la llegada a la final, como 20 años atrás y como en 1998. La otra mitad de final se definió en otro cerrado encuentro en Alejandría, donde Nigeria parecía favorito ante Costa de Marfil, si bien ambos venían cansados de su periplo penal de cuartos. Pero Didier Drogba demostró por qué ese 2006 fue el futbolista africano del año y a los 47 minutos hizo el gol del pase a la última instancia, dándole a su país el 1-0, un merecido retorno a algo grande y a los nigerianos un nuevo empujón al tercer puesto. Que al menos consiguieron en el estadio Militar el 9 de febrero, derrotando a Senegal (de muy buena campaña igual) por la mínima diferencia con gol del veterano Garba Lawal a los 79 minutos, logrando su tercer lugar por tercera ocasión y su cuarto podio seguido, si agregamos el subcampeonato de 2000 en su país.
Lo importante era la finalísima entre dos grandísimos combinados como Egipto y Costa de Marfil, parecidos en virtudes y defectos. Pero claro, ese 10 de febrero de 2006, la gran mayoría de los 74 100 hinchas que llenaban el International Stadium de El Cairo querían la victoria de sus faraones, que ya habían eliminado a los marfileños por penales en los cuartos de 1998, justamente en su último título. Y los dirigidos una vez más por Mahmoud El Gohary, secundado por el surgiente Hassan Shehata, también lo soñaban. Por eso recibieron la ovación de su gente al pisar la cancha con El-Hadary; Ibrahim Said, El-Saqqa, Gomaa, Abdel Wahab; Barakat, Shawki, Aboutrika; Ahmed Hassan, Moteab y Zaki. Pero enfrente estaba el potente Costa de Marfil de Hénri Michel, meses después rival de Argentina en el Mundial, que esa tarde formó con Tizié; Eboué, Kolo Touré, Kouassi, Boka; Yaya Touré, Zokora, Fae, Akale; Arouna Koné y Drogba. El árbitro era el mismo de la decisión de 2000: el tunecino Mourad Daami.

Como otras finales de Africa entre dos potencias, les costó mucho a ambos generar peligro, por eso el cero se mantuvo a pesar de los cambios de los entrenadores. Egipto perdió rápido un guerrero, Gomaa, reemplazado por Ahmed Fathi a los 21 minutos. En el complemento, fue Costa de Marfil quien introdujo a Bonaventure Kalou por Akale a los 61 y Egipto a Hassan Moustafá por Moteab a los 82. Pero el empate siguió y hubo que ir a alargue. Allí, nada menos que Yaya Touré dejó la cancha para el ingreso del potente Bakari Koné en el reinicio. Y la última variante fue la de Abdelhalim Ali por Ibrahim Said a los 113. Ahmed Hassan tuvo un penal a los 97 minutos, pero su tiro dio en el palo. El tablero no marcó ninguna novedad, el 0-0 quedó inalterable y entonces, por tercera vez en cuatro Copas, se debió recurrir a los tiros desde el punto del penal, en el caso de los marfileños por segunda vez en el torneo, con el fantasma de aquella caída del 98 ante los egipcios. Y éstos, a sufrir como 20 años antes en el 86 con Camerún...

Silencio, tensión, expectativa e ilusiones ocupaban la geografía del Internacional para la tanda definitoria de un nuevo título africano. Fue el excelente Aboutrika quien convirtió el penal del título. Y Egipto vio su sueño tantas veces postergado vuelto a la realidad de la victoria continental, su novia de toda la vida. Con sus dos legendarios ídolos, El Gohary y Hossam Hassan, que se retiraba con 40 años con la gloria, los Faraones ratificaron el porqué de su supremacía a todo nivel en el fútbol de Africa, levantando en las manos de Ahmed Hassan su quinto trofeo. Como el doble del 57 y 59, como el del 86 y 98. Como los del 59 y 86 ante su ruidosa gente, que vio cortarse aquella racha adversa. Esa gente que seguro coreó estos 22 apellidos: El-Hadary, Moncef, Abdelwahed El Sayed (arqueros), Abdel Wahab, El Saqqa, Ahmed El Sayed, Tarek El Sayed, Fathi, Gomaa, Ibrahim Said (defensores), Aboutrika, Barakat, Abdelmalek, Ahmed Hassan, Hassan Moustafá, Sabri, Salama (mediocampistas), Abdelhalim Ali, Hossam Hassan, Ahmed Hossam, Moteab y Zaki (delanteros). Aquel 10 de febrero, nuevo cumpleaños de la Copa Africana por su fecha de inicio en el 57, Egipto le regaló otra victoria de los verdaderos Faraones.

Ver también
Egipto, el primer rey de la CAN
CAN 1959: Segundo título Faraón
CAN 1962: Campeonato para Etiopía
CAN 1963: Primera corona ghanesa
CAN 1965: Segundo título para Ghana
CAN 1968: La sorpresa congoleña
CAN 1970: Gloria para Sudán
CAN 1972: La hora del otro Congo
CAN 1974: Festejo zaireño
CAN 1976: Título para Marruecos
CAN 1978: Ghana tricampeón
CAN 1980: Nigeria estrena título
CAN 1982: Ghana y su cuarto título
CAN 1984: La gloria para Camerún
CAN 1986: Egipto festeja tras 27 años
CAN 1990: Victoria en casa de Argelia
CAN 1992: Gloria para los Elefantes
CAN 1994: Bicampeonato nigeriano
CAN 1996: La hora de Sudáfrica
CAN 1998: El regreso del Faraón
CAN 2000: La tercera de Camerún
CAN 2004: Túnez recibido campeón

Túnez y RD Congo también a cuartos

Tras la finalización del Grupo B de la Copa Africana de Naciones de Guinea Ecuatorial, ya se conocen otros dos clasificados a cuartos de final y por lo tanto los primeros duelos que habrá en cuartos: Túnez-Guinea Ecuatorial y el Congo-RD Congo.
Los cuatro integrantes del Grupo B llegaron con chances a esta última fecha, pero Zambia y Cabo Verde aburrieron con un frío 0-0 en el Estadio de Ebebiyín y se terminaron de sepultar. Las mejores oportunidades se dieron desde pelotas paradas, mientras que Sinkala por el lado de los Chipolopolos y Garry Rodrigues para los Tiburones Azules fueron los más movedizos. En el entretiempo, y hasta los 15 minutos del complemento, la lluvia complicó aún más las cosas. Ninguno pudo marcar el gol que le daba la clasificación y así se despidieron rápido del certamen.

En el mismo horario, pero en Bata, parecía que Túnez se llevaría una fácil victoria ante RD Congo. Sobre todo por el arranque que tuvieron Akaichi, Sassi y el capitán Yassine Chikhaoui. Por el lado de los Leopardos, el arquero Kidiaba y el central Kimwaki eran los encargados de mantener el cero en su arco. Sin embargo, nada pusieron hacer a los 30 cuando Akaichi cabeceó para el 1-0. Minutos después Chikhaoui marcaba otro gol pero el mismo fue anulado. La aproximación más clara de los congoleños fue un tiro libre de Jean Kasusula que el arquero Mathlouthi despejó al tiro de esquina.

Con ese resultado, los de Florent Ibenge se estaban quedando afuera del torneo. Túnez siguió llegando pero no pudo aumentar la diferencia. Y a los 66, tras un pelotazo largo, Mbokani -ya había avisado con un cabezazo- la bajó para la entrada del recientemente ingresado Jeremy Bokila quien controló y definió a un costado de zurda para poner las cosas 1 a 1. El resultado no se movería de ahí y George Leekens e Ibenge terminaron abrazados festejando el pase de sus equipos a cuartos de final.

Por un lugar en las semifinales, las Águilas de Cártago se tendrán que medir a los locales mientras que RD Congo irá en el clásico ante su vecino Congo.

Congo y el Nzalang a cuartos de final

En una jornada histórica, se disputó la tercera fecha del Grupo A de la CAN Guinea Ecuatorial y ya se conocen los dos primeros clasificados a los cuartos de final: Congo y Guinea Ecuatorial, el local. Los dos partidos se jugaron en el mismo horario, ya que está estipulado así para que en caso de ser necesario no se den los "arreglos" de resultados para poder clasificar o querer perjudicar a un rival directo.

En ambos casos hubo que esperar hasta el segundo tiempo para que comiencen los cambios en el marcador. La primer alegría se dio para el Congo que, en Ebebiyín, se puso en ventaja ante Burkina Faso a los 51 minutos gracias a un gran movimiento y posterior anticipo de Thievy Bifouma, que así es el goleador en lo que va de certamen con dos tantos. Los Diablos Rojos, que volvieron a decir presentes en una CAN tras quince años, decretaron casi por completo con ese gol su pase a cuartos de la mano del gran Claude Le Roy. A cinco minutos del cierre, los burkineses alcanzaron el empate por intermedio de Bancé, tras un buen centro de Issiaka Ouedraogo. Pero un minuto después, una floja salida del arquero Sanou en un tiro libre posibilitó que un rebote en N'Guessi Ondama le devolviera la ventaja a los congoleños y le de el triunfo por 2-1. Así, Congo alcanzó los siete puntos y clasificó como el primero del Grupo A.
En Bata, donde el local y Gabón disputaron el clásico regional por un lugar en la siguiente instancia del torneo, las Panteras comenzaron mejor, generando peligro sobre todo con Aubameyang y Bulot. Pero una gran actuación del arquero del Nzalang Nacional, Felipe Ovono, mantuvo a los anfitriones con vida y el primer tiempo sin goles.

En el complemento, parecía que las cosas seguirían igual; otra vez Ovono sacó de forma espectacular sendos tiros libres de Aubameyang y Bulot. Pero los comandados por el argentino Esteban Becker se encontraron con un penal -no muy claro- que Palun le cometió a Balboa. El mismo Balboa se encargó de transformarlo en gol a los 54 minutos. Con la ventaja del 1-0 y el ingreso del joven Iván Salvador Edu, el Nzalang Nacional comenzó a tener más espacios y a generar más chances. Y en una de ellas, tras un disparo que el Ovono gabonés le tapó a Nsue, apareció Iván para poner las cosas 2-0 y liquidar el pleito definitivamente.

Para locura de todos los presentes, en la refundación del seleccionado nacional se lograba por segunda vez en la historia la clasificación a los cuartos de final. Con la diferencia de que esta vez es un Nzalang "Nacional" mucho más auténtico que el del 2012.

sábado, 24 de enero de 2015

Grupo D: Iguales en todo

La segunda fecha de la Copa Africana de Naciones llegó a su fin con los dos partidos del Grupo D y los empates volvieron a decir presente. De los 16 partidos disputados hasta el momento en Guinea Ecuatorial, diez terminaron en empates. Y los duelos de hoy no fueron la excepción.

En primer turno, en el Nuevo Estadio de Malabo, Malí comenzó con todo ante Costa de Marfil y a los 6 minutos ya ganaba 1-0. Gran jugada de Sambou Yatabaré por la derecha y aparición de Bakary Sako para transformar en gol el centro del primero con un disparo de zurda que dejó sin chances a Sylvain Gbohouo. A partir de allí fueron los Elefantes los que fueron con todo en busca de la igualdad; primero la tuvo Doumbia en el área chica pero remató desviado y la más clara fue un cabezazo de Kolo Touré que sacó muy bien Soumbeïla Diakité. Entremedio estuvo la gran jugada individual de Wilfiried Bony, que cuando estaba por superar a Molla Wagué fue derribado en el área y lo que era penal no fue considerado como tal por el árbitro marroquí El Ahrach.

En el complemento, los de Hervé Renard siguieron por la misma senda y complicaron con el poderío aéreo de Bony. Y encontraron su premio a cinco minutos del cierre, cuando tras un buen centro de Serge Aurier apareció Max Gradel por el centro del área y con un zurdazo esquinado puso las cosas 1 a 1.
En segundo turno, Camerún empezó de la mejor manera ante Guinea y a los 12 minutos ya ganaba 1-0 gracias a un gol de Moukandjo. El arquero Naby Yattara no puso a nadie en el primer palo y cuando quiso reaccionar ante la gran ejecución del jugador del Reims francés, el balón ya se le había metido en su arco. Los del francés Michel Dussuyer no se bajonearon y fueron en busca del empate. El mismo llegó a cinco minutos de la finalización de la primera parte. El capitán Ibrahima Traoré recibió y tras una gran media vuelta sacó un zurdazo bajo y esquinado para hacer estéril la estirada de Ondoa y poner las cosas 1 a 1.

Cualquiera de los dos se podría haber llevado los tres puntos. Camerún lo tuvo en las cabezas de Aboubakar y de Mbia, pero sus tiros fueron desviados. Mientras que Naby Keita tuvo la mejor ocasión para los guineanos pero su tiro se fue por encima del travesaño.

Con estas igualdades, los cuatro equipos tienen dos unidades y en la fecha 3 se definirán los dos que pasen a los cuartos de final. Los duelos son: Camerún-Costa de Marfil y Malí-Guinea.
  

Grupo C: Ventaja para Senegal

La paridad en la fase de grupos de la Copa Africana de Naciones de Guinea Ecuatorial sigue muy latente en todas las zonas. Hoy viernes fue el turno de la segunda fecha del Grupo C y todos llegarán con chances a la fecha 3. Es que Ghana se impuso a Argelia y Senegal-Sudáfrica terminaron igualados. Así, los Leones de Teranga son líderes con 4 unidades, seguidos por Ghana y Argelia con 3 y cierra Sudáfrica con un punto.

En primer turno en el Estadio de Mongomo, Argelia llegaba con un triunfo desde la primera fecha y se midió con un Ghana que tras la caída en su debut necesitaba sumar. En la primera etapa los dos equipos estuvieron algo retenidos y se dedicaron más a correr y a luchar que a jugar, por eso las chances fueron casi nulas, sólo un par por el lado de los Zorros del Desierto. Pero en el complemento, las Black Stars del israelí Grant salieron con otra actitud. Gyan avisó con un cabezazo y los hermanos Ayew tuvieron una cada uno. Argelia lo podría haber ganado en una contra, pero cuando ya se habían cumplido los 90 minutos, el gran Asamoah Gyan -no jugó la fecha inicial por tener malaria- le ganó en la carrera a Medjani y cruzó su derechazo para el 1-0 ghanés.
En el partido que cerró la jornada, Sudáfrica buscaba recuperarse de la derrota en la fecha 1, mientras que Senegal quería los tres puntos para asegurar su pase a los cuartos de final. En los primeros 45 minutos se empezaron a ver las mejores armas de uno y otro lado. Los Bafana Bafana con un juego prolijo, liderado por su capitán Dean Furman, de toque y combinaciones en velocidad para llegar a posiciones de ataque. Los Leones de Teranga generando peligro en las pelotas paradas.

En el segundo tiempo llegarían los goles. A los 2 minutos, apareció muy libre por el segundo palo Manyisa quien definió de gran manera para el 1-0 de los de Mashaba. Pero un cuarto de hora después, Mbodji saltó más alto que todos y puso las cosas 1-1 con un tremendo cabezazo. Sobre el final lo podrían haber ganado los comandados por el francés Alain Giresse, pero otro cabezazo de Mbodji no pudo ser desviado por N'Doye.

De esta manera, los dos clasificados se definirán en la fecha final y todos tienen chances. Los duelos serán: Senegal (4)-Argelia (3) y Ghana (3)-Sudáfrica (1).

jueves, 22 de enero de 2015

Grupo B: El que manda es Túnez

La Copa Africana de Naciones de Guinea Ecuatorial cada vez va entrando más en calor. Este jueves se jugó la segunda fecha del Grupo B en el Estadio de Ebebiyín y el gran ganador de la tarde fue Túnez. Las Águilas de Cártago se impusieron 2-1 a Zambia en el primer partido de la jornada y lideran la zona con 4 unidades, dos más que Cabo Verde y RD Congo, que igualaron sin goles en segundo turno.

Poco juego fue el que se vio en el primer tiempo entre zambianos y tunecinos, que se estudiaron mucho y se dedicaron más a luchar y a chocar que a jugar, con escasas llegadas por ambos lados. Las alegrías llegaron recién en el complemento. Cerca de los 60 minutos, tras una gran maniobra del capitán Kalaba apareció libre Mayuka y no perdonó para poner el 1-0 para los Chipolopolos. De allí al final, los del belga George Leekens fueron efectivos y se llevaron un premio quizás demasiado excesivo. A los 70, tras un tiro de esquina, Ahmed Akaichi se desprendió de su marca y puso el empate al empujar en el segundo palo. Mientras que a dos minutos del cierre, el capitán Yasine Chikhaoui, dejó sin chances a Mweene con un cabezazo para el triunfo de Túnez.
En el segundo partido de la tarde, Cabo Verde comenzó mejor que RD Congo, complicando sobre todo con pelotas paradas. Pero se encontró con un seguro Robert Kidiaba, el pintoresco arquero congoleño que no pudo realizar su tradicional festejo. Los Leopardos tuvieron una de las pocas chances en esos 45 minutos iniciales en los pies de Bolasie, pero Vozinha contuvo sin problemas.

En el segundo tiempo, los Tiburones Azules comenzaron a llegar con mayor claridad pero volvieron a encontrarse con la muralla Kidiaba. A los 85 minutos, el arquero del TP Mazembe tuvo una doble tapada fenomenal, primero sacando un cabezazo de Fernando Varela y en el rebote el tiro de Barros. Pero no fue la única salvada, ya que a dos minutos del cierre Heldon dejó en el camino a su marca y cuando remató, tenía muy encima a Kidiaba que volvió a salvar a RD Congo.

De esta manera, todos conservan sus chances de acceder a cuartos de final. En la tercera fecha, los duelos serán Túnez (4 puntos)-RD Congo (2) y Cabo Verde (2)-Zambia (1).

CAN 2004: Túnez recibido campeón

[Por Diego Martín Yamus] Como diez años antes, cuando conoció el fracaso de la ida en primera ronda en su tierra en el 94, el hasta entonces postergado Túnez tenía una nueva oportunidad para organizar y ganar la Copa Africana de Naciones, de nuevo inserta en el increíble desierto del Sahara. El panorama futbolístico y político era muy similar a aquél en este 2004: las Aguilas De Cártago traían un conjunto prometedor, con el técnico francés Roger Lemerre (el de su selección natal en el Mundial 2002) y un brasileño, Francileudo Dos Santos, como gran goleador junto a hombres de la talla de Jaziri, Ghodhbane, el afirmado arquero Boumnijel, Hatem Trabelsi, el otro brasileño Clayton, Badra o Ben Achour. Y en la situación como país, más de lo mismo: año 17 de gobierno de Zine El Abidine El Ali, el sucesor del primer presidente Bourguiba. Pero todo estaba más o menos tranquilo en la nación afroárabe más pequeña del continente.

Entonces, ella se preparó con su mejor ropa, seguro la tradicional musulmana, para su segundo torneo africano y el tercero en total desde su primera tarea allá por 1965. El mismo sería del 24 de enero al 14 de febrero de 2004, año en que los tunecinos peleaban duramente con Marruecos la clasificación para la Copa del Mundo de Alemania 2006. Es cierto, además, que el rojo y blanco del Maghreb traía una historia bastante penosa en la Copa, habiendo llegado solo dos veces a finales perdidas en el 65 y en Sudáfrica 1996. Pero estaba de muy buen ánimo y esperanzas para albergar a sus 15 contendientes: el bicampeón Camerún y todo su fuego, la revelación Senegal, los eternos Nigeria, Argelia, Egipto o Guinea, los ahora típicos Sudáfrica, República Democrática del Congo, Burkina Faso o Malí, Marruecos y su sed de desquite, otra vuelta de Kenia y tres debutantes: por fin Zimbabwe y los rarísimos Ruanda y Benín. Todo para un certamen que sería el último donde el campeón se clasificaría automáticamente. Y que además cambió de sistema de calificación previa, sin preliminares y con nada menos que 13 grupos, donde los ganadores y el mejor segundo se unirían a Túnez y Camerún.

Por supuesto, esa previa volvió a las andadas con retiros y grupos irregulares, nada que ver con la de 2002. Eso no les importó a los primeros de cada zona: Nigeria (1, donde Djibouti se bajó), Guinea (2), la sorpresa Benín que derrotó a Zambia y donde Tanzania se retiró (3), Burkina Faso (4), Kenia (5), Malí por mejor promedio de gol (6), Marruecos (7), Senegal (8, en el que Santo Tomé y Príncipe no jugó), República Democrática del Congo (9), Egipto (10, sin Guinea Bissau), Sudáfrica que eliminó nada menos que a Costa de Marfil (11), Argelia (12) y Ruanda, otro inesperado que marginó a Ghana (13). A ellos se agregó Zimbabwe, el mejor segundo de los 13 y escolta de Malí en el.

Seis ciudades (Túnez, Rades, Bizerte, Sfax, Sousse y Monastir) eran escenarios privilegiados de la fase final, superiores a Túnez y Sousse, las únicas del 94. Las tres primeras fueron sedes y subsedes de los Grupos A y B. El Torneo, claro, lo empezó el esperanzado local el 24 de enero por el A, en el Stade 7 Novembre donde 60 000 fanáticos se instalaron para ver una victoria contra Ruanda. Y la victoria llegó pero no fue nada sencilla. Jaziri abrió el trámite a los 27 minutos, pero el naturalizado brasileño Joao Rafael Elías sorprendió a los 32 con el empate. Sin embargo, los tunecinos también tenían su brasileño, José Francileudo Dos Santos. Y justo un minuto después de la expulsión del ruandés Sibomana, en el 57 Dos Santos marcó el 2-1 final y el delirio de los hinchas. Pero no fue tan definitivo: tres mas tarde, a los 60, era Ben Achour el que veía la tarjeta roja por el árbitro camerunés Divine Evehe. Por suerte Evehe pitó y Túnez dio el primer paso de su sueño. Al día siguiente, el 25, en el famoso Olympique El Menzah de la capital y del título nigeriano 94, se produjo la primera de las varias locuras de la Copa: la República Democrática del Congo, claro favorito ante Guinea, iba ganando por Masudi a los 35´, pero ni pensaba en que primero el eterno Aboubacar “Titi” Camara a los 68´ y luego el joven estrella Pascal Feindouno a los 81´ se lo ganarían 2 a 1 para el del francés Michel Dussuyer, el mismo DT de la actualidad. El 28 en la apertura de la fecha 2, los guineanos eran los que parecían ganadores en el Stade 15 Octobre de Bizerte ante Ruanda, cuando de nuevo Titi Camara los adelantó en el minuto 49. Pero los del centroeste africano querían seguir molestando y Kamanzi empató en el tercer minuto de descuento para un 1-1 increíble. El que se abrigó de las sorpresas fue Túnez, que en Rades goleó a la RD del Congo 3-0, con dos nuevos de Dos Santos (55´ y 87´) y uno de Braham (65´) para otro festejo de los 20000 seguidores y para la clasificación sin dudas a los cuartos de final. No se hizo mucho drama el 1 de febrero en la misma sede por el empate a 1 con Guinea (Ben Achour 58´, Titi Camara 84´) porque el resultado le dio el grupo y a los guineanos el pase a cuartos. Ruanda quedó eliminado pero no olvidó marcar otro hito en su pequeña historia copera ese 1 de febrero en Bizerte, cuando ante 700 personas le ganó a los congodemocráticos 1 a 0 gracias a Said Abed Makazi a los 74 minutos, cumpliendo una excepcional campaña en su primera presencia bajo la tutela del serbio Ratomir Dujkovic. Túnez con 7 puntos y Guinea con 5 avanzaron de ronda, los ruandeses se llevaron gloria en las valijas aunque terminaran terceros con 4 y los Leopardos, en otra decepción como las de 2000 y 2002, se fueron sin nada.

Por su parte, El B tenía las mismas canchas pero otros nombres igualmente grandes. Y otras sorpresas igualmente grandes: el 26 en El Mensah, el subcampeón Senegal (ahora entrenado por el francés Guy Stéphan) no pudo marcar goles contra el enigma Burkina Faso. En cambio, su vecino Malí arrancó como en 2002 venciendo claramente en Bizerte 3 a 1 a Kenia por medio de Mohamed Lamine Sissoko en el 28 y un doblete de otro naciente diamante: Fréderic Kanouté, a los 63 y 81 minutos, luego de que Mulama había puesto la igualdad a los 58. El 30 en Bizerte, llegaron los goles para los senegaleses y en 31 minutos ante los kenianos: el surgiente Mamadou Niang a los 4 y 31 y Pape Bouba Diop, el genio de Corea y Japón 2002, a los 19 para un 3 a 0 sin comentarios. Los malienses no se quedaron atrás y ese 30 en El Menzah derrotaron fácilmente a los burkineses 3-1, donde Kanouté apareció de vuelta a los 34´ y Mahamadou Diarra a los 37´, descontando Minoungou a los 50´ y cerrando Soumaila Coulibaly a los 78. Todo se definió el 2 de febrero, cuando en la capital tunecina Senegal y Malí jugaron el superclásico occidental que terminó 1-1 (Beye a los 45+2, abriendo Dramane Traoré para los malíes a los 34´) y ambos contentos con su pase a cuartos. Kenia se fue con algo en sus bolsillos al golear 3 a 0 en Bizerte al cada vez más empobrecido Burkina, con goles de Ake a los 51 minutos, Oliech a los 64 y Baraza a los 83. Fue Malí quien finalmente ganó la zona con 7 puntos escoltado por Senegal con 5, mientras kenianos con 3 y burkineses con 1 volvían a sus países.
Los grupos C y D se disputaban en las otras tres localidades: Sfax, Sousse y Monastir. En la primera, en el Stade Taieb M´Hiri y por el C, el que lo inauguraba era Egipto y sus eternas esperanzas, que se confirmaron con su 2-1 ante el por fin debutante Zimbabwe, liderado por el gran Peter Ndlovu, que aventajó a los Warriors a los 46 minutos. Enseguida, los Faraones llamaron a los dioses y Tamer Abdelhamid a los 58 y Barakat a los 63 dieron vuelta el marcador. En tanto, Camerún (dirigido otra vez por Winfried Schaffer) arrancó la defensa de su doble título en el Stade Olympique de Sousse, empatando 1-1 con Argelia, con un nuevo gol de Patrick Mboma a los 43 y respuesta de Zafour a los 52. Pero el 29 en Sfax, los Leones Indomables rugieron con toda su fuerza y en un partidazo, le ganaron 5 a 3 a los zimbabwenses. Ndlovu volvió a abrir la cuenta a los 8, pero Mboma contestó a los 31 y 44 y Mbami a los 40. El gran Peter descontó de penal a los 47, pero Mboma con su tripleta a los 65 y Mbami con su doblete a los 67 marcaron la diferencia real entre los dos, que quedó sellada por el último gol de Nyandoro a los 89. Mientras, en Sousse, los argelinos amargaban otra vez a los egipcios por 2 a 1 (Mamouni 13´, Achiou 86´; Belal 25´) y tenían chances de clasificación igual que los demás integrantes de zona. Y la paridad existente se confirmó el 3 de febrero: en un final de bandera verde, en el Stade Moustapha Ben Jannet de Monastir, Camerún ganaba el grupo al empatar a cero con Egipto, que dependía de que Argelia y Zimbabwe no se sacaran ventajas. Pero nunca hubieran creído que los sureños iban a hacer otra proeza 2004 y en Sousse superar a los mismísimos árabes por 2 a 1, incluso con un 2-0 parcial por Luphahala en los minutos 65 y 71, descontando Achiou a los 73 en vano. Así que los bicampeones africanos clasificaron primeros a cuartos de final con 5 unidades y Argelia increíblemente fue segundo.

Y el D se jugó en las mismas canchas. Los que lo comenzaron fueron otros dos gigantes, Nigeria y Marruecos, el 27 de enero en Monastir. Nigeria quería la revancha de la final 2000 y de la derrota con Senegal en cuartos de 2002. Pero los marroquíes, dirigidos por el ex Balón de Oro 86 y actual DT Badou Zaki, vaya si necesitaban alegrías. Y Youcef Hadji, el hermano del gran Mustapha, se las dio marcando el gol del triunfo a los 79 minutos. Completando, Sudáfrica reaparecía en la CAN venciendo en Sfax al primerizo Benín 2-0 con doblete de Nomvethe en los minutos 58 y 76. Pero las Aguilas se repusieron rápido y cómo: el 31 en Monastir vapulearon a los sudafricanos 4 a 0 por Yobo a los 4´, Okocha de penal a los 64´ y Odemwingie a los 81´ y 83´. Marruecos hacía lo mismo con los benineses en Sfax con tantos de Chamakh a los 17 minutos, Mokhtari a los 73, Ouaddou a los 75 y El Karkouri a los 80. Pero salvo Benín, nada estaba decidido. Y el 4 de febrero Marruecos lo demostró empatando a duras penas con Sudáfrica 1-1 (Safri 38´ desde 11 metros; Mayo 29´) y ganando el grupo, aparte de dejar afuera a los Bafana-Bafana. Porque en Sfax, Nigeria fue más que el novato beninés 2 a 1, con conquistas de Garba Lawal a los 35´ y Utaka a los 76´, con el gol de la decoración de Latoundji a los 90. Como fue escrito, los Leones del Atlas obtenían la zona con 7 puntos y los nigerianos eran segundos con 6, marginando a Sudáfrica con 4. De Benín, sólo decir que fue con la RD del Congo el más flojo de la CAN con 0 puntos.

Todo Túnez (57000 hinchas) estaba en el Stade 7 Novembre de Rades para ver si su equipo era semifinalista frente al subcampeón Senegal, en el comienzo de los cuartos de final el 7 de febrero. Y los de Lemerre les devolvieron la entrada con el gol de Mnari a los 65 minutos, pasando nomás a cuartos, mientras los senegaleses se peleaban entre sí en la cancha tras el tanto, por lo que hubo 10 (diez) minutos de adicional... Por su parte, en El Menzah, Malí y Guinea se batían en otro duelo occidental, que comenzaron los guineanos por Feindouno a los 15. Pero la respuesta de “les Aigles” fue gloriosa: Kanouté a los 45 y Mahamadou Diarra, en el segundo minuto de descuento, colocaron a los de Stambouli entre los cuatro de oro. El 8 en Monastir, Camerún comenzó ganando a su archienemigo Nigeria por Samuel Eto´o a los 42´, y asemejaba seguir la paternidad sobre los verdiblancos y la defensa de su bicampeonato. Pero esta vez Nigeria se tomó una buena revancha con dos de sus emblemas: Okocha igualó a los 45 y Utaka, ya clave para el equipo de Christian Chukwu, desniveló a los 73 minutos para la explosión de sus fanáticos. Y el último de los eléctricos cuartos se dio con otros dos gigantes clásicos ese 8 en Sfax. Qué mejor marco que esta ciudad tunecina y 22 000 personas para ver cómo Argelia pretendía ir a semifinales por el gol de Cherrad a los 84 minutos. Pero cuando los argelinos ya festejaban antes de tiempo, Chamakh marcó el empate en el cuarto minuto agregado. Y no se decidió el derby norteafricano hasta los 113 minutos, cuando Hadji hizo el gol clave para los marroquíes, que remataron el encuentro con Zairi a los 120.

Como en los cuartos, como todo el torneo, 56000 hinchas de Túnez acompañaron a su selección a Rades y a ver si su sueño de final se cumplía ante el poderoso Nigeria, el 11 de febrero. Pero fue muy difícil frenar al inspirado Augustine “Jay Jay” Okocha, que puso la ventaja de penal a los 67 minutos. Y cuando las ilusiones locales quedaban en eso, Khaled Badra, el que dejó afuera a Egipto en 2000, igualó desde el punto blanco a los 82, llevando la semifinal a tiempo extra y a los tiros desde el punto del penal. Y allí la apoteosis: el gran guardameta Boumnijel le atajó a Odemwingie en el medio de la serie, y eso fue decisivo para que Hagui marcara el 5-3 final y depositara a Túnez en la final. Todo fue más simple en Sousse, donde el ascendente Marruecos volvió a mostrar su potencia ofensiva con un terminante 4 a 0 a Malí. Dos de Mokhtari (14´ y 58´), Hadji a los 80´ y Baha a los 90´ y uno de adición impulsaron al conjunto de Zaki a otro superclásico afroárabe, pero éste en la final, que los rojiverdes no jugaban desde 1976, en su único triunfo. Por su lado, Nigeria al menos ganó su segundo podio en fila, y ante el mismo rival, Malí de gran tarea, a quien venció el 13 en Monastir 2 a 1 por Okocha a los 16´ y Odemwingie a los 47´, acortando Atouba a los 70.
Los tunecinos estaban con su fuerza en la finalísima el 14 de febrero de 2004 en el Stade 7 Novembre de Rades. Por eso, 60 000 personas abarrotaron las tribunas del estadio que vio la gran campaña del conjunto de Roger Lemerre, que ese 14 de febrero quería enamorarse de la CAN formando con Boumnijel; Hatem Trabelsi, Hagui, Jaidi, José Clayton; Bouazizi, Nafti, Chedli; Ben Achour, Jaziri y Dos Santos. Pero Marruecos no se iba a resignar y menos ante su vecino en terreno hostil, por eso Zaki dispuso a Fouhami; Regragui, Ouaddou, Naybet, El Karkouri; Kaissi, Safri, Youssef Hadji, Roumani; Mokhtari y Chamakh. El arbitraje corría por cuenta del senegalés Falla Ndoye.

Fueron los organizadores quienes pegaron primero por intermedio de Dos Santos a los 5 minutos. Sin embargo, Youssef Mokhtari le puso suspenso con el del empate a los 38. Final reñida como todas, y más si era este superclásico. Por eso Lemerre mandó a la cancha a Mnari por Nafti para el segundo tiempo. Y allí fue Ziad Jaziri quien desequilibró el marcador a los 52 minutos. Los marroquíes no querían perder otra ocasión de campeonar y fueron a por la igualdad, mientras Túnez hacía entrar a Ghodhbane por Ben Achour a los 57. Los parciales perdedores intentaron con la entrada del delantero Yaacoubi por Safri a los 63´y Lemerre realizó su última variante sacando al decisivo Jaziri para poner a Mhadhebi a los 71. Los dos últimos cambios de Badou Zaki fueron interesantes, el gambeteador Zairi por Roumani a los 74´ y Baha por Hadji faltando tres minutos. Pero las cartas estaban casi echadas.

Y se echaron definitivamente cuando Ndoye marcó el final. Túnez, de una vez y para siempre, conquistaba Africa con sobrados merecimientos, ganando en su tierra a diez años de aquella frustrada esperiencia local, invicto con 4 triunfos en 6 partidos y con este brasileño goleador, Francileudo Dos Santos, como estandarte y uno de los cinco artilleros que tuvo el torneo (inédito), junto a Mboma, Kanouté, Mokhtari y Okocha, todos con 5 tantos. Pero Francileudo no estuvo solo, sino con 21 compañeros tan capaces como él. Éstos fueron los 22 inolvidables: Boumnijel, Fadhel, Azeiz (arqueros), Badra, Hagui, Yahia, Hatem Trabelsi, Jaidi, Ayari, José Clayton, Saidi (defensores), Nafti, Ghodhbane, Mnari, Bouazizi, Chadli, Ben Achour (mediocampistas), Jaziri, Mhadhebi, Braham, Dos Santos y Jedidi (delanteros), todos con la dirección de un Roger Lemerre que así se sacaba el fastidio del pobre paso de su país por el Mundial de Corea y Japón. Todos ellos, sus ayudantes, sus dirigentes y su futbolera gente celebraron como locos ese Día de los Enamorados. Es que por primera vez, Túnez se puso de novio con esa mujer a la que tanto buscaba: la Copa Africana de Naciones.

Ver también
Egipto, el primer rey de la CAN
CAN 1959: Segundo título Faraón
CAN 1962: Campeonato para Etiopía
CAN 1963: Primera corona ghanesa
CAN 1965: Segundo título para Ghana
CAN 1968: La sorpresa congoleña
CAN 1970: Gloria para Sudán
CAN 1972: La hora del otro Congo
CAN 1974: Festejo zaireño
CAN 1976: Título para Marruecos
CAN 1978: Ghana tricampeón
CAN 1980: Nigeria estrena título
CAN 1982: Ghana y su cuarto título
CAN 1984: La gloria para Camerún
CAN 1986: Egipto festeja tras 27 años
CAN 1990: Victoria en casa de Argelia
CAN 1992: Gloria para los Elefantes
CAN 1994: Bicampeonato nigeriano
CAN 1996: La hora de Sudáfrica
CAN 1998: El regreso del Faraón
CAN 2000: La tercera de Camerún