lunes, 3 de agosto de 2015

Glorias de África: Didier Drogba

[Por Diego Martín Yamus] De una infancia complicada y un difícil comienzo en el fútbol a la superestrella mundial de hoy, Didier Yves Drogba Tébili, o simplemente Didier Drogba, ha hecho un espectacular viaje por el mundo con una pelota. Goles, títulos de toda clase, grandes momentos, clubes, selección, premios y hasta obras de paz y caridad han marcado su espléndida trayectoria poniendo a Costa de Marfil y a Africa en la consideración grande.

Didier nació en Abidjan el 11 de marzo de 1978 y a los 5 años fue enviado por sus padres a vivir a Francia con su tío Michael Goba, un futbolista profesional. Pero sintió la nostalgia y regresó tres años después a la capital marfileña, donde jugaba todos los días en un pequeño estacionamiento. Sin embargo, sus padres perdieron el trabajo y debió volver a Francia con su tío; recién en 1991 se reencontró con sus padres , que decidieron establecerse en la localidad y comuna francesa de Antony, en la región de Isla de Francia y el departamento de Altos del Sena, donde Drogba comenzó a jugar en el Levallois SC, un club semiprofesional, y donde empezó a mostrar su capacidad goleadora. En 1996, con 18 años, en su debut en el primer equipo marcó un gol, aunque no convenció al entrenador Jacques Loncard. 

Al terminar sus estudios secundarios decidió ir a la universidad para comenzar la carrera de contabilidad, por lo que en ese 1998 cambió de ciudad y de club: el Le Mans, de la Ligue 2, en el que por los horarios escolares se le complicaba entrenar y jugar; en 1999 debió obligadamente decidirse por el fútbol o el estudio, y finalmente debutó ese año estando dos temporadas, con buenas actuaciones pero pocos goles y lesiones. En 2001 el Guingamp lo contrató por 80000 libras y Didi (uno de sus mil apodos) los recompensó con otras dos muy buenas actuaciones, primero evitando el descenso y luego llevándolo al séptimo lugar en la Ligue 1, haciendo buena dupla con Florent Malouda, su futuro compañero en el Chelsea. 

Así pasó por 3,3 millones de libras al gran Olympique de Marsella por un año, continuando su costumbre de hacer goles y elegido jugador del año en la Liga en 2003. Mientras tanto, arrancaba su historia con la selección el 8 de septiembre de 2002 ante Sudáfrica, en un empate de local 0-0 por las eliminatorias de la Copa Africana de Naciones de Túnez 2004, y convertía su primer gol el 11 de febrero de 2003 contra Camerún a los 45 minutos (el segundo de un 3-0, amistoso en Chateauroux, Francia). Ese tiempo, en 2004, llegó con el OM a la final de la Copa de la UEFA (de la que fue el goleador) perdiendo con el Valencia 0-2 en Gotemburgo (Suecia) ante 40000 personas, y fue elegido jugador del año y parte del equipo ideal de la Ligue 1, aparte del Onze d´Or que le dio la revista Onze Mondial como mejor jugador de Europa.
Inmediatamente el Chelsea inglés se fijó en él y lo contrató por 24 millones de libras en julio de 2004, donde en su tercer partido marcó su primer tanto ante el Crystal Palace. Y a pesar de una lesión en un músculo del estómago que lo dejó afuera por dos meses, en su primera temporada fue parte del equipo que ganó el histórico título de la Premier League 2004/2005 por primera vez en 50 años, además de marcar el gol decisivo del 3-2 ante el Liverpool en tiempo suplementario para ganar la Copa de la Liga (27 de febrero de 2005 en el Milennium Stadium de Cardiff, Gales) y llegar a las semifinales de la Liga de Campeones de Europa. Repitió éxito en la Premier y además con una Community Shield en la Premier en la 2005 / 2006, un lapso que sería glorioso para él ya que con 9 goles en 9 partidos llevó a Costa de Marfil a su primer Mundial, el de Alemania 2006, y con 3 en 5 al subcampeonato de la Copa Africana de Naciones de Egipto el 10 de febrero de 2006, donde erró el remate (atajado por Esam El Hadary) en la definición por tiros desde el punto del penal ante el local (0-0 y 2-4). Y en la Copa del Mundo debutó el 10 de junio en el Imtech-Arena de Hamburgo ante la Argentina de José Pekerman, anotando a los 81 minutos el gol en la derrota 2-1, su primero y el primero de los Elefantes en una Copa. Luego jugó ante Holanda (1-2) y ya no por acumulación de amonestaciones ante Serbia y Montenegro (3-2), quedando afuera en primera fase. 

De nuevo hizo grandes cosas para el Chelsea, siendo goleador de la Premier 2006/2007 con 20 goles y obteniendo las dos Copas, la FA Cup y la de la Liga, donde Drogba marcó los goles para los dos títulos. Gracias a eso fue que resultó elegido mejor futbolista de Costa de Marfil en enero de 2007, por primera vez de Africa en marzo, parte del equipo ideal de la PFA, del FIFA FIFPro y del de la European Sports Magazine, ganador del premio UEFA AL equipo del año, y jugador de jugadores del Chelsea. En la siguiente temporada, 2007/2008, el delantero no tuvo un buen pasar: polémicas declaraciones lamentando la salida del famoso entrenador portugués José Mourinho, ganas de irse, vuelta con goles pero una lesión de rodilla, un choque con el defensor serbio Nemanja Vidic, del Manchester United, en el que le rompió un diente y el labio que necesitó varios puntos de sutura y un enfrentamiento con el entrenador español Rafael Benítez del Liverpool, que lo acusó de repetidas zambullidas en el área. Al menos marcó un gol para la final de la Copa de la Liga (1-2 con Tottenham Hotspur) el 24 de febrero, luego de haber sido cuarto con Costa de Marfil en la Copa Africana de Naciones de Ghana, con 3 goles en 6 partidos. Y el 21 de mayo de 2008 jugó la final de la Liga de Campeones que Chelsea perdió con el Manchester United por penales (1-1 y 5-6), en la que fue expulsado a los 117 minutos por darle una bofetada justamente a Vidic, lo cual luego afirmó en su autobiografía que “si le hubiera dado un puñetazo, lo hubiese entendido (por su expulsión). Ahora me gustaría haberlo hecho”.

Los problemas siguieron para “The African King”, como lo apodaban en Inglaterra. En 2008/2009, acumuló lesiones recurrentes de rodilla que lo marginaron de la cancha entre agosto y noviembre, una suspensión de la FA (la Federación Inglesa) por 3 partidos por devolver la agresión con proyectiles de los hinchas del Burnley FC por la Copa de la Liga tras marcar un gol arrojando una moneda, problemas de indisciplina y bajo rendimiento que lo hizo jugar en el equipo de reserva y otra sanción de la UEFA de 6 partidos (luego reducida a 4) tras discutir con el árbitro noruego Tom Henning Ovrebo en un juego contra el Barcelona por la Liga de Campeones, por lo que fue amonestado y además captado por las cámaras de TV gritando “esto es una puta desgracia”. Sus únicas alegrías fueron ser nombrado por segunda vez mejor futbolista de Africa, mejor africano de la Premier por la BBC, otra FA Cup el 30 de mayo de 2009 ante el Everton (2-1) donde marcó el primer gol, otra Community Shield, la renovación de su contrato por tres años y la cómoda clasificación a su segundo Mundial, el de Sudáfrica, donde en las eliminatorias marcó 6 goles en 5 de los 6 partidos del grupo final. 

La temporada 2009/10 fue mejor para Drogba, que en enero de 2010 participó en la Copa Africana de Naciones de Angola y marcó un solo gol en 4 partidos siendo eliminado por Argelia 2-3 en alargue en cuartos de final, pero ganando con el Chelsea un nuevo título, el tercero, de la Premier League, el Botín de Oro con 29 goles y una nueva FA Cup el 15 de mayo, donde convirtió el 1-0 sobre el Portsmouth. Además fue otra vez incluido en el equipo ideal de la PFA y elegido mejor jugador del Chelsea por los periodistas y por el Club de Aficionados, y también, gracias a su participación en la lucha por la paz en su país fue nombrado una de las 100 personas más influyentes de 2010 por la revista Time. Casi se queda sin Mundial el 4 de junio, al sufrir una fractura de cúbito por una falta del japonés Marcus Tulio Tanaka en un partido de preparación, pero fue operado, se le colocó una protección de yeso y así entró en el debut ante Portugal (0-0) a los 65 minutos por Salomon Kalou; luego le marcó a Brasil en la derrota 1-3 y también a Corea del Norte a los 11 minutos, pero éste fue anulado por fuera de juego. Costa de Marfil ganó 3-0 pero otra vez se quedó afuera en la primera ronda. 
El 31 de diciembre de 2011 anotó su gol 150 con el Chelsea y en febrero de 2012 disputó la Copa Africana de Naciones de Gabón y Guinea Ecuatorial, en la que hizo 3 goles en 5 encuentros y erró dos penales, uno en los 90 minutos de la recordada final ante Zambia perdida por tiros desde el punto del penal (0-0 y 7-8). Rápidamente le llegó la revancha y le dio al club londinense su cuarta FA Cup el 5 de mayo (2-1 al Liverpool), y el 19 de mayo ganó con el Chelsea su primera Liga de Campeones de Europa, ante el Bayern Munich en el mismísimo Allianz Arena de la ciudad alemana, donde conquistó el gol del empate 1-1 a los 89 minutos y en la tanda de penales, el decisivo para el triunfo por 4-3, siendo elegido “Man of the Match” (hombre del partido) por la UEFA. Tres días después se anunció que el marfileño no seguiría en el club al no haber arreglado contrato, retirándose como campeón de Europa, con 151 goles en 9 temporadas (cuarto goleador histórico del club), con 11 títulos (3 Premier League, 4 FA Cup, 2 Copas de la Liga y 2 Community Shield) y además incluido en el equipo ideal de la última década de la Premier. Y como si fuera poco, ese 2012 fue premiado por tercera vez como mejor futbolista de Africa.

Luego de su gloriosa estadía en el Chelsea, en los últimos años, el recorrido de Drogba ha sido más irregular. Entre el 20 de junio y el 21 de noviembre de 2012 tuvo un fugaz paso por el Shanghai Shenhua de China, donde compartió equipo con su ex compañero del Chelsea Nicolas Anelka y cobraba el sueldo más alto del plantel, del que se fue por problemas económicos en el club, quedando libre. En enero de 2013 fue fichado por el Galatasaray de Turquía, y entre ese mes y febrero jugó una nueva Copa Africana de Naciones en Sudáfrica, en la que sólo hizo un gol en el 2-2 con Argelia en la primera fase, jugando 4 partidos, y Costa de Marfil fue eliminado por Nigeria 1-2 en cuartos de final. Pero Didier tuvo otra vez merecida revancha en Turquía, ya que dio 4 vueltas olímpicas: la Superliga, la Emirates Cup ante el Arsenal (con 2 goles suyos), la Supercopa turca con un tanto suyo a los 99 minutos para el 1-0 ante el archirrival Fenerbahce (éstos dos últimos en una semana) y la Copa de Turquía. Ese 2013 lo finalizó llevando con 3 tantos en 5 encuentros y por tercera vez consecutiva a Costa de Marfil al Mundial, en este caso el de Brasil 2014, en el que los Elefantes fueron marginados increíblemente en la primera ronda y en el que Drogba ingresó en los dos primeros partidos ante Japón (2-1) y Colombia (1-2), y en el último ante Grecia (1-2) fue reemplazado por Ismael Diomandé a los 78 minutos, siendo ésta su última Copa del Mundo y dejando así la selección, de la que es el máximo goleador histórico con 66 goles en 106 partidos. 

El 25 de julio de 2014 volvió como jugador libre al Chelsea, con el que nuevamente ganó la Copa de la Liga (1 de marzo, 2-0 al Tottenahm Hotspur) y la Premier League y del que se fue el 24 de mayo de este 2015 en el estadio Stanford Bridge del equipo Blue, cuando se lesionó a los 30 minutos y todos sus compañeros lo llevaron en brazos hacia afuera de la cancha para realizar su sustitución, mientras Stamford Bridge ovacionaba al marfileño por todo lo que le ha dado al Chelsea. Y el 27 de julio se hizo oficial su pase al Montreal Impact de Canadá, que participa en la MLS (Major League Soccer) de Estados Unidos, al haber llegado a un acuerdo con el Chicago Fire, dueño de sus derechos federativos en la MLS; allí, Drogba jugará por un año y medio con un contrato de 3 millones de dólares anuales.
Pero la vida de “Tito”, como su abuela lo apodaba por su admiración por Josip Broz “Tito”, ex presidente de Yugoslavia no se limita al fútbol y a los goles. Ha sido siempre muy activo por causas humanitarias, como que antes del Mundial 2006 hizo una súplica desesperada a los grupos rebeldes de su país, pidiéndoles que depusieran sus armas, una súplica que fue contestada con un cese al fuego después de 5 años de guerra civil. Luego, Drogba logró que el partido de clasificación para la Copa Africana de Naciones de 2008 entre Costa de Marfil y Madagascar se disputara en Bouaké, ciudad en donde se encuentran algunos de los movimientos rebeldes más peligrosos de Costa de Marfil. Fue nombrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo como embajador de buena voluntad el 24 de enero de 2007, mientras que a finales de 2009, anunció que donaría las 3 millones de libras esterlinas del contrato de patrocinio con Pepsi para la construcción de un hospital en su natal Abidjan; ésa fue la primera obra de la recién creada fundación Didier Drogba, surgida después de que él visitara un hospital allí en terribles condiciones. Didier, cuyo nombre se le ha puesto al estadio del Levallois SC donde nació su carrera, tiene dos hermanos menores también futbolistas: Joel (que actualmente no tiene club) y Freddy, éste mediocampista en el equipo de reservas del Dijon FCO de Francia, y dos primos, Olivier Tébili (ya retirado) y Severin Drogba, éste delantero del BK Bodva de Eslovaquia. De religión católica, está casado con una mujer maliense, Diakité Laya, a la que conoció en París y quien es musulmana, y tiene tres hijos: Isaac, Iman y Kieran. Como se ve, ha sido y sigue siendo pródigo en muchos aspectos de la vida. Y en el principal, el del fútbol, ése al que tanto le costó comenzar, mucho más aún. Tanto que a los 37 años, Didier Drogba, el emblema de Costa de Marfil todavía tiene goles y grandes momentos para regalar a los aficionados del mundo.

Ver también
Badou Zaki (Marruecos)
Abedi Pelé (Ghana)
Sub 20 2009 (Ghana)
Rashidi Yekini (Nigeria)
Seydou Keita (Malí)
Lakhdar Belloumi (Argelia)
Claude Le Roy (Entrenador Camerún, Ghana, Senegal, Congo, RD Congo)
Senegal 2002 (Senegal)
Henri Michel (Entrenador Camerún, Marruecos, Túnez, Kenia, Guinea Ecuatorial)
Costa de Marfil 1992 (Costa de Marfil)
Tarak Dhiab (Túnez)
Camerún 1990 (Camerún)
Doctor Khumalo (Sudáfrica)
Kalusha (Zambia)
Peter Ndlovu (Zimbabwe)
Ali Hussain Kandil (Egipto)
Angola 2006 (Angola)
Alain Giresse (Entrenador Senegal, Malí y Gabón)
Thomas N'Khono (Camerún)

domingo, 2 de agosto de 2015

Un 'Elefante' para impulsar a Níger

[Vía Fifa.com] Hace unos tres años, François Zahoui condujo a Costa de Marfil a la final de la Copa Africana de Naciones. Ahora está al frente de Níger, un país situado muy por debajo de los Elefantes en el escalafón global. FIFA.com ha hablado con el técnico acerca de sus retos después de que su equipo quedase emparejado con Somalia en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018.
Zahoui admite que hay una gran diferencia entre dirigir al combinado marfileño, actual campeón de África, y a Níger, que hasta los últimos años nunca había causado impacto en el fútbol continental. “No sólo es un cambio enorme, sino que también plantea retos muy distintos. En Costa de Marfil ya había una gran estructura, recursos económicos y muchos jugadores de calidad. Para el seleccionador, eso implicaba la exigencia de resultados inmediatos por parte de la gente. Así que sentí una presión desde el primer momento, y más aún por haber sido internacional marfileño, y también porque la selección no lograba satisfacer las expectativas de la gente, al menos desde la Copa Africana de Naciones 2006”.

En Níger los recursos son mucho más escasos, y la estructura del equipo es menos madura. Pero los Mena han disputado dos fases finales de la Copa Africana de Naciones en los últimos tiempos, y ya se había hecho un buen trabajo, a cargo de Rolland Courbis, que fue mi entrenador cuando yo jugaba en el Toulon, y Gernot Rohr, un buen amigo mío. Níger ya sabía lo que era disputar la Copa Africana de Naciones, y ahora queremos seguir mejorando”.

El excentrocampista, que jugó durante varias temporadas en Europa, en la Serie A con el Ascoli Calcio y en Francia vistiendo los colores de AS Nancy y Sporting Toulon, rechaza que la presión pueda ser ahora inferior al no ser considerado Níger uno de los pesos pesados del fútbol africano. “En África, lo primero es la emoción. Así que cuando Níger venció a Gabón en un amistoso, ¡la gente empezó a pedirnos que ganásemos la Copa de Naciones! Yo soy ambicioso, pero para eso primero hay que establecer la infraestructura necesaria y definir un método de trabajo eficiente”.

Zahoui cree que una de las principales diferencias que supone entrenar a una selección como Níger, en comparación con Costa de Marfil, es el enfoque de los jugadores. “En estos países pequeños, únicamente unos pocos futbolistas han actuado ya a un nivel profesional. Así que el fútbol suele centrarse en los duelos individuales y en la fortaleza física, más que en la habilidad y en los aspectos tácticos. Mi ambición es cambiar eso y que los jugadores practiquen un buen fútbol, con pases en corto y una planificación táctica”.
Sin milagros
Actualmente, el cuadro nigerino participa en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 y de la Copa Africana de Naciones que se celebrará un año antes. Zahoui es consciente de dónde debe concentrar sus esfuerzos. “En cuanto al Mundial de 2018, no hay que confundirse de programa. Mi primera ambición como seleccionador de Níger es la clasificación para la Copa Africana de Naciones 2017. Por supuesto, eso no significa que vayamos a dejar de lado los clasificatorios del Mundial. Vamos a entregarnos siempre al máximo. Pero la selección nacional nigerina es como un adolescente: no debe crecer demasiado rápido. Por lo tanto, tiene que mejorar siguiendo pasos lógicos. Y el primero de esos pasos lógicos consiste en hacer un buen papel en la Copa Africana de Naciones 2017”.

Al preguntársele por qué no cree que el equipo deba concentrarse en el Mundial, explica que tienen que trabajar con los hombres de que disponen. “Contamos con una cantidad limitada de futbolistas experimentados, incluidos Daouda Kassaly, Mohamed Chicoto y Souleyman Sako, y eso hace que sea difícil seguir distintos objetivos y programas. Así que yo diría que estos clasificatorios del Mundial pueden ser positivos para adquirir experiencia y mejorar en los enfrentamientos contra los grandes equipos. Sí tenemos a muchos jóvenes de talento, y voy a utilizar a estas promesas para construir un equipo de cara a los próximos años”.

El adversario de Níger en la primera ronda es Somalia. En caso de victoria, en la segunda le esperarían los Leones Indomables de Camerún. “No le sorprenderá si digo que Camerún es el favorito y Níger el equipo modesto, pero vamos a utilizar nuestras bazas y hacer todo lo posible para dar una sorpresa. Aun así, los seleccionadores no hacemos milagros, no somos magos. Simplemente somos profesionales que podemos mejorar a los equipos si recibimos la aprobación y el apoyo de los jugadores”.

jueves, 30 de julio de 2015

Glorias de África: Thomas N'Kono

[Por Diego Martín Yamus] Fue el indiscutible guardián de los sueños del fútbol de Camerún por casi dos décadas. Desde el arco y con sus pantalones largos, que usaba por su sentido del pudor, Thomas N´ Kono se convirtió en uno de los grandes referentes de aquella época dorada camerunesa de los 70, 80 y 90. Y por sus excepcionales condiciones, una estrella brillante de toda Africa.
Nacido en Dizangué el 20 de julio de 1956, “Tommy” comenzó a atajar en el equipo juvenil del Éclaire Douala, el mismo donde surgiera su compañero de glorias Roger Milla. Pero fue en 1974 que debutó en el popular Canon Yaoundé, un conjunto que esos tiempos dominó la escena local e internacional; justamente, ese 74 se llevó su primer título en la liga. Igualmente, en ese primer año sólo jugó 3 partidos y en 1975 pasó temporalmente al Tonnerre Yaoundé, otro protagonista de esos tiempos, donde estuvo solamente en 17 encuentros, por lo que en 1976 volvió al Canon. Entonces sus cualidades le valieron para ponerse el buzo de guardameta de Camerún por primera vez el 29 de junio de 1976, en una goleada 5-0 a Ruanda por la primera ronda de los Juegos de Africa Central en Gabón que los Leones Indomables ganaron con gran comodidad y donde N´Kono compartió equipo con Milla (con quien ese 76 lo hacía en el Canon), comenzando una historia de grandes momentos para ambos. 

En 1977 arrancó un período de triunfos con su club ganando la Liga camerunesa y en 1978 la Liga de Campeones de la CAF ante el Hafia FC Conakry de Guinea, y luego sumó otro título local en 1979 (cuando fue nombrado por primera vez mejor futbolista africano del año), y una nueva Liga de Campeones en 1980 frente al AS Bilima de Zaire, año en el que consiguió su cuarto campeonato que repitió en 1982, una temporada que lo catapultó a los primeros planos definitivamente cuando llevó a Camerún a su primer Mundial, el de España, donde tuvo una actuación sobresaliente con varias grandes atajadas ante Perú, Polonia (ambos empates a cero) y el futuro campeón Italia, donde recibió un gol en el 1-1 por resbalarse tras un cabezazo de Francesco Graziani, pero en el que fue baluarte de aquel sorprendente equipo camerunés que por un gol menos a favor que los italianos fue eliminado en primera ronda. 

Fue por eso que el RCD Espanyol de Barcelona lo contrató tras el Mundial por 10 millones de pesetas, siendo el primer arquero africano y negro en Europa, y por eso que recibió su segundo premio al jugador de Africa del año. Además jugó su primera Copa Africana de Naciones en marzo en Libia, donde fue titular pero el equipo no pasó la fase inicial. Pero en 1984 los tricolores de N'Kono se dieron el gusto ganando la CAN disputada en Costa de Marfil sobre Nigeria 3 a 1. Thomas fue el símbolo de esos momentos en la meta de la selección, con la que tuvo sus primeras grandes frustraciones al no poder llegar al Mundial de México 1986, eliminado con holgura y sorpresa por Zambia, y al perder la Copa Africana de Naciones de Egipto en 1986 ante el local por penales. No fue convocado para la de Marruecos 1988 que Camerún volvió a ganar, arco ocupado por su gran competidor Joseph-Antoine Bell, y con el Espanyol perdió primero la Copa de la UEFA 1987/1988 por penales ante el Bayer Leverkusen alemán (según dijo en una entrevista, fue su peor día como deportista) y encima, la categoría de la Liga en la temporada 1988/1989. En el club catalán, del que también era figura y titular indiscutido, se hizo famoso por parar los centros con una sola mano, lo que enojó al entrenador Javier Clemente, que amenazó con excluirlo si seguía haciéndolo. Pero N'Kono demostró su calidad a tal punto que mantuvo un invicto de 496 minutos y pudo ascender en 1990 otra vez a la Primera División, aunque fue suplente del juvenil Vicente Biurrún. Además, con los Leones Indomables volvió a contribuir para llevarlos a su segundo Mundial, el de Italia 1990.

Pero ese 1990 sería el año consagratorio para N´Kono. Era impensado que así le fuera luego de que en marzo participó en la Copa Africana de Naciones de Argelia en una pobre actuación de Camerún, eliminado en primera ronda con inesperadas derrotas ante Zambia (0-1) y Senegal (0-2) que él jugó, no así en el 2-0 final sobre Kenia, reemplazado por William Andem. Y mucho menos cuando con casi 34 años no era tenido en cuenta por el entrenador soviético Valery Nepomniachi para el Mundial. Según contó en otra entrevista para el Canal +, tuvo que intervenir el propio primer ministro de Camerún para que fuera convocado y fuera titular. Gracias a él y a Nepomniachi, N´Kono fue gran responsable (como en España 82 y nuevamente junto a Roger Milla) de una soberbia tarea del equipo y suya personal llegando a cuartos de final, lo que resultó hasta hoy una de las tres mejores performances de un país africano en una Copa del Mundo. Fue figura en la gran victoria inaugural ante Argentina 1-0 y la siguiente a Rumania 2-1, y no tuvo mucho por hacer en el 0-4 contra la URSS, pero sí en el gran 2-1 en alargue ante Colombia que los depositó en los cuartos ante Inglaterra, donde el guardameta salió mal ante un centro en el primer gol de David Platt y en el tiempo suplementario cometió un penal sobre Gary Lineker, convertido por éste, que le dio el triunfo a los ingleses 3-2 y la eliminación pero con la cabeza alta. 
En 1991 dejó el Espanyol con 241 partidos, siendo el camerunés con más presencias en España, cifra recién superada en 2008 por Samuel Etoó, y el segundo extranjero que más veces jugó en el club catalán detrás del argentino Mauricio Pochettino. Desde entonces, su carrera fue descendiendo en todo nivel: pasó a dos clubes de segunda, el Ce Sabadell (sólo 17 partidos) hasta 1993 y el Ce L´Hospitalet donde no jugó, y aunque fue incluido otra vez en el plantel que afrontó el Mundial de Estados Unidos 1994 tampoco disputó un minuto, dejando el equipo nacional para el que intervino 112 veces. De allí cambió de aire y fue al Bolívar de La Paz, Bolivia, donde por lo menos cerró muy bien su campaña con un invicto de 765 minutos sin recibir goles en 1995 (récord en Bolivia hasta hoy) y con dos nuevos títulos locales en 1996 y 1997, retirándose del fútbol activo con todos los honores a los 41 años.

Sin embargo, Thomas no lo dejó del todo, ya que en 2002 puso su experiencia y jerarquía al servicio de su amada selección como entrenador de arqueros e incluso, por casi un mes, técnico interino tras la salida del alemán Otto Pfister; luego, con la llegada del francés Paul Le Guen, volvió a su antiguo puesto. Durante la Copa Africana de Naciones de Malí atravesó una gran controversia el 7 de febrero, en la semifinal ganada al local 3-0 por haber usado un objeto sospechoso para hacer magia negra sobre el terreno del Stade 26 Mars de Bamako junto al técnico de entonces, el alemán Winfried Schaffer, siendo arrestado, esposado y hasta golpeado por la policía y sancionado con un año de suspensión, la que le fue levantada pero no para la final que Camerún le ganó a Senegal (0-0 y 3-2 por tiros desde el punto del penal). 

A partir de 2003, retornó al Espanyol para el entrenamiento de arqueros, trabajo que ejerce actualmente y con el que formó al excelente Idriss Carlos Kameni, también camerunés y seleccionado con su país, al que recomendó y que preparó hasta psicológicamente para que aguante los insultos racistas; lo mismo hizo con otros como Didier Ovono, arquero titular de la selección de Gabón. Un hombre que despierta gran afecto no sólo en Camerún y en el Espanyol: el arquero del Juventus y la selección italiana Gianluigi Buffon dijo en una entrevista que decidió jugar en ese puesto por las grandes actuaciones de N´Kono en Italia 90, y además le puso a su hijo el nombre Thomas, en su honor. 

Como Roger Milla, como François Omam-Biyik, como Samuel Etoó, Thomas N´Kono, el arquero famoso no sólo por sus pantalones largos, se ha convertido en sus 59 años en otra leyenda y gloria de Africa.

Ver también
Badou Zaki (Marruecos)
Abedi Pelé (Ghana)
Sub 20 2009 (Ghana)
Rashidi Yekini (Nigeria)
Seydou Keita (Malí)
Lakhdar Belloumi (Argelia)
Claude Le Roy (Entrenador Camerún, Ghana, Senegal, Congo, RD Congo)
Senegal 2002 (Senegal)
Henri Michel (Entrenador Camerún, Marruecos, Túnez, Kenia, Guinea Ecuatorial)
Costa de Marfil 1992 (Costa de Marfil)
Tarak Dhiab (Túnez)
Camerún 1990 (Camerún)
Doctor Khumalo (Sudáfrica)
Kalusha (Zambia)
Peter Ndlovu (Zimbabwe)
Ali Hussain Kandil (Egipto)
Angola 2006 (Angola)
Alain Giresse (Entrenador Senegal, Malí y Gabón)

miércoles, 29 de julio de 2015

Un liberiano para el Ponferradina

El delantero Willian Jebor (Monrovia, Liberia, 1991) se une a la plantilla de la SD Ponferradina. El futbolista llega al club en calidad de cedido por el Rio Ave, con el que jugó en la temporada pasada tanto en la máxima categoría de Portugal como en la Liga Europa.

Jebor inició su carrera en el LPRC Oliers de su país. Posteriormente militó en el Al Taliya de Siria antes de dar el salto al fútbol egipcio. Allí pasó por el Tersana y el Sharquia hasta llegar al Geish. Con este club era el máximo goleador de la primera división de Egipto en el momento en el que se canceló la competición por los problemas en el país. Había marcado diez goles en los nueve partidos disputados hasta entonces.

Tras una cesión en el Al Ahly Trípoli de Libia, con el que ganó la liga local, recaló en el Rio Ave, con el que tuvo protagonismo en la última temporada tanto en la Liga Sagres como en la competición europea. Su buen trabajo le llevó a debutar con la selección de Liberia, con la que ya ha jugado y marcado en partidos oficiales. "El fútbol africano es muy intenso. He jugado en muchos países y como futbolista te adaptas a todas las formas de jugar. Me gusta luchar por mis objetivos y hacer feliz a la gente jugando al fútbol. Venir a la Ponferradina es un paso adelante en mi carrera. Quiero luchar con el equipo para llegar a Primera División", fueron algunas de sus palabras en la presentación.

Hassan, palabra autorizada

[Vía Fifa.com] Egipto ha ganado la Copa Africana de Naciones de la CAF en siete ocasiones, más que ninguna otra selección del continente, pero se encuentra muy por detrás de los principales rivales africanos en cuanto a participaciones en el fase final de la Copa Mundial de la FIFA™. De hecho, sólo en dos ediciones, en 1934 y 1990, consiguieron los Faraones clasificarse para la máxima competición mundial. Una de las grandes leyendas del fútbol egipcio, Ahmed Hassan, está convencido de que al equipo le costará llegar a Rusia 2018.

Hassan es uno de los veteranos más señalados de los escenarios internacionales. El egipcio disputó 184 partidos con el combinado nacional, en los que figuran 37 clasificatorios para el Mundial, y ha trabajado además de ayudante del seleccionador de Egipto. Tras el sorteo preliminar de Rusia 2018, FIFA.com conversó con el exjugador y le preguntó qué opinaba de las posibilidades del equipo norteafricano. “Creo que esta vez lo tenemos muy difícil para clasificarnos para el Mundial. Muchas selecciones del continente han progresado notablemente mientras nosotros no salimos del bache. Tenemos muy buenos jugadores, pero nos falta experiencia. Sin embargo, el fútbol en imprevisible. Muchas veces, los tapados se imponen a los favoritos”, declaró.

Egipto, uno de los equipos mejor situados en la tabla continental, recibió el pase directo a la segunda ronda de clasificación, donde se enfrentará al ganador de la eliminatoria entre el Chad y Sierra Leona. Si, como se espera, los Faraones consiguen superar el obstáculo, quedarán emparejados en uno de los cinco grupos de cuatro equipos que se formarán a continuación, cuyos ganadores obtendrán el billete para Rusia. Hassan, de quien se rumorea que podría regresar al fútbol activo, comentó el interés que sentía por seguir la impresionante ceremonia del sorteo en San Petersburgo. “Quería conocer el nombre de nuestros rivales”.

El mediocampista, que jugó varias temporadas en Turquía y dos en Bélgica con el Anderlecht, y colgó las botas en 2013 tras dos campañas en las filas del Zamalek, aseguró que, una vez que Egipto consiga llegar a la fase de grupos, ya no importará contra quién tenga que enfrentarse. “Entonces da igual el adversario. A veces te toca un gran equipo en un sorteo y luego te encuentras con que los rivales menos favoritos son los que plantean la mayor amenaza. Personalmente no tengo preferencias sobre el equipo a esquivar en el sorteo”. 
Le faltó el Mundial 
Hassan cosechó numerosos trofeos a lo largo de su dilatada carrera, incluidos cuatro títulos de la Copa Africana de Naciones, campeonatos de liga en Bélgica y en Egipto, las Copas de Turquía y de Bélgica, la Liga de Campeones de la CAF y la Supercopa de la CAF. Fue elegido en dos ocasiones Mejor Jugador de la Copa Africana de Naciones (2006 y 2010) y, en 2010, cuando ya contaba 35 años, la CAF lo proclamó mejor futbolista de las ligas africanas. Aunque 37 de sus 184 internacionalidades se produjeron en los clasificatorios para el Mundial, nunca tuvo ocasión de disputar la fase final de la máxima competición del fútbol. “Me llevé una gran decepción, porque siempre imaginé que mis esfuerzos y los récords que había conseguido se verían recompensados con una participación en la Copa Mundial”.

Sin embargo, se consuela pensando que posee el récord de partidos disputados en la competición preliminar africana. “Me enorgullece. Cuando me retiré, comprendí de verdad la importancia que tienen las cifras. Las consigues como resultado del trabajo, del esfuerzo, de la dedicación y de la ambición, precisamente las principales razones de que yo siguiera jugando tanto tiempo”.

Todavía no se explica por qué nunca pudo participar en la fase final del Mundial con los Faraones. “No creo que hubiera ninguna razón técnica detrás de nuestra incapacidad para clasificarnos. Llegamos a ser el mejor equipo del continente bajo la batuta de seleccionadores anteriores, como Mahmoud El-Gohary o Hassan Shehata, y nos merecimos estar en una fase final. Pero, en definitiva, sólo puedo decir que así es el fútbol, no siempre te da lo que te mereces”.

Recuerdos de los clasificatorios 
Incluso sin haber participado en la fase final, Hassan vivió momentos sobresalientes en el camino hacia la competición; momentos buenos, pero también malos. “Para mí, el clasificatorio más destacado fue el encuentro contra Argelia en El Cairo en 2009, cuando necesitábamos ganar por un margen de dos goles para mantener las esperanzar de llegar a la fase final de Sudáfrica 2010. Toda la afición nos apoyaba y el encuentro había despertado una gran expectación. Se notaba la sensación de unidad en el ambiente”.

Emad Meteab subió al marcador el 2-0 de la victoria de los Faraones en el minuto 5 del tiempo de descuento, un resultado que sentenciaba el empate entre Egipto y Argelia en todos los aspectos, lo que obligaba a la disputa de un partido de desempate. “Resultó el encuentro más descorazonador de todos. Jugamos unos cuantos días después en Sudán. Fue muy decepcionante porque estábamos a las puertas de la clasificación y terminamos perdiendo el choque decisivo por 1-0”.
Hassan marcó 10 goles en los 37 clasificatorios que disputó. El mejor, en sus propias palabras, fue el que anotó en su debut en la competición preliminar, un encuentro disputado en El Cairo en 1996. “Nos enfrentamos a Namibia en un clasificatorio para la fase final de 1998 y ganamos por 7-1 -video-. Yo marqué de cabeza desde más o menos el punto penal. Fue mi mejor gol".

lunes, 27 de julio de 2015

Dura lesión para Rudy Ndey

Se disputó la tercera fecha de la fase de grupos de la Confederation Cup y a pesar del triunfo del Zamalek que lo deja como líder del Grupo B con puntaje ideal, hubo un hecho que dejó muy compungidos y preocupados tanto a los presentes en el Petro Sport Stadium de El Cairo como a todos los seguidores del fútbol mundial y africano. Iban 17 minutos de juego cuando el capitán del AC Leopards congoleño, Rudy Guélord Bhebey-Ndey, ingresó al área en busca de un balón y tras la salida del arquero local Ahmed El-Shennawy dio una vuelta que lo hizo caer de cabeza sobre el suelo. Quedó inmóvil y tras unos segundos que el encuentro siguió su curso, sus compañeros se dieron cuenta que la cosa era grave. 
El jugador fue trasladado a un hospital y los estudios determinaron que sufrió la rotura de cinco vértebras y una inflamación en la médula. "Cuando Rudy llegó al hospital, yo pensé que había sufrido un accidente de coche. Su cuello estaba roto, sufría de problemas respiratorios y parálisis. Hicimos una cirugía y su estado es estable. Todavía permanecerá en la unidad de cuidados intensivo", expresó el médico egipcio que lo operó. El profesional también dijo que será difícil para el atacante de 25 años pueda jugar al fútbol de nuevo. "No puedo decir cuándo podrá volver a caminar, pero al fútbol ​​es muy difícil que pueda volver a jugar", agregó. El Zamalek se hizo cargo de los costos de la operación y el tratamiento médico, mientras que todos los jugadores del club se hicieron presentes en el hospital para acompañar al jugador en tan duro momento.

Finalmente el Zamalek se impuso 2-0 con goles de Morsi y Hefny de penal para llegar a los nueve puntos y liderar la zona tres puntos por delante del Orlando Pirates sudafricano -ganó 1-0 con gol de Thabo Rakhale en su visita al CS Sfaxien de Túnez-. Sin embargo, el club no sólo se quedó en la alegría de la victoria y el pase a semifinales, sino que a través de su Facebook oficial mostró su apoyo para el jugador con mensajes como el de la imagen de abajo deseándole una pronta recuperación. 
Al Ahly domina el Grupo A
El Rey de Copas se impuso 1-0 al Etoile Sahel tunecino en el Suez Stadium y lidera con siete puntos. Walid Soliman, en gran acción tras pararla de pecho y rematar alto de derecha le dio la victoria por 1-0 al Al Ahly.

En el otro partido de la zona, el Stade Malien le asestó un duro golpe al Esperance (Túnez) al propinarle su tercera derrota consecutiva. Fue 2-1, Abdoulaye Sissoko y Mamadou Coulibaly anotaron para los malíes, mientras que Ben Youssef había puesto el empate parcial para los locales.

Fuentes: Star Africa y African Football

Champions: Gran paso del USM Alger

Se disputó la tercera fecha de la fase de grupos de la Champions y el USM Alger sigue por la buena senda al obtener su tercer triunfo en el Grupo B. Esta vez fue 2-1 sobre otro equipo argelino, el MC El Eulma. Beldjilali y Seguer, de cabeza, marcaron la diferencia antes de los 20 minutos. El descuento llegó a cinco minutos del cierre de la primera parte por intermedio de Korichi, también de cabeza. El resultado no se modificó y así el USM Alger lidera con nueve puntos y cinco de ventaja sobre sus escoltas, ES Setif -campeón defensor- y Al Merreikh (Sudán), que igualaron 1-1. Ziaya abrió el marcador para el local en el Stade 8 Mai 1945 de Sétif, pero los sudaneses llegaron al empate tras un cabezazo de Jabason.
Posiciones: USM Alger 9 puntos, ES Setif y Al Merreikh 4 y MC El Eulma 0
Próxima Fecha: MC El Eulma-USM Alger y Al Merreikh-ES Setif.

En el Grupo A, el TP Mazembe congoleño pudo obtener su primera victoria tras empates sin goles en sus primeras presentaciones. Visitó al Smouha de Egipto y se impuso 2-0 con goles del zambiano Kalaba y el ghanés Adjei. De esta manera, comparte el liderato de la zona con el Al Hilal sudanés que empató a un gol en su visita al MAT Tetouán marroquí. Abdeladim Khadrouf, de cabeza, le estaba dando los tres puntos al equipo local, pero a menos de quince para el cierre un exquisito tiro libre del brasileño Andre Rocha Da Silva le dio el empate al Al Hilal que así llega los 5 puntos.
Posiciones: TP Mazembe y Al Hilal 5, Smouha 3 y MAT Tetouán 2.
Próxima Fecha: TP Mazembe-Smouha y Al Hilal-MAT Tetouán.

La cuarta fecha se disputará entre el 7 y el 9 de agosto.

sábado, 25 de julio de 2015

Así será el camino a Rusia 2018

Se llevó a cabo el sorteo de las Eliminatorias para el Mundial Rusia 2018 en el palacio Konstantin de San Petersburgo y en lo que a África respecta, y teniendo en cuenta la descalificación de Zimbabwe, serán 53 los seleccionados que pugnarán por los cinco cupos que tiene el continente.

Las 26 asociaciones africanas peor clasificadas en la tabla mundial disputarán la primera ronda de la competición. Esas selecciones se dividieron en dos urnas de 13 equipos cada una, según la posición en el Ránking FIFA: las 13 mejor situadas en una urna, y las 13 peor situadas en la otra. Los duelos quedaron determinados de la siguiente manera:
1-Somalia-Níger
2-Sudán del Sur-Mauritania
3-Gambia-Namibia
4-Santo Tomé y Príncipe-Etiopía
5-Chad-Sierra Leona
6-Comores-Lesotho
7-Djibouti-Swazilandia
8-Eritrea-Botswana
9-Seychelles-Burundi
10-Liberia-Guinea Bissau
11-República Centroafricana-Madagascar
12-Mauricio-Kenia
13-Tanzania-Malawi

Estos emparejamientos en eliminatorias a dos partidos, en casa y a domicilio, se disputarán entre el 5 y el 13 de octubre de 2015. Los equipos ganadores de dichos encuentros pasarán a la segunda ronda, donde entrarán en competición el resto de los 27 equipos, los mejor situados de la zona. Todos ellos se verán las caras en eliminatorias a partido doble, en casa y a domicilio, en noviembre de este año. 
Camerún-Ganador 1
Túnez-Ganador 2
Guinea-Ganador 3
Congo-Ganador 4
Egipto-Ganador 5
Ghana-Ganador 6
Nigeria-Ganador 7
Malí-Ganador 8
RD Congo-Ganador 9
Costa de Marfil-Ganador 10
Senegal-Ganador 11
Cabo Verde-Ganador 12
Argelia-Ganador 13
Sudán-Zambia
Libia-Rwanda
Marruecos-Guinea Ecuatorial
Mozambique-Gabón
Benín-Burkina Faso
Togo-Uganda
Angola-Sudáfrica

Los vencedores de estos emparejamientos avanzarán a la última ronda de la clasificación africana, compuesta por cinco grupos de cuatro equipos que se jugarán los pases disponibles en enfrentamientos en casa y a domicilio. El campeón de cada grupo se clasificará para Rusia 2018.

jueves, 23 de julio de 2015

El fútbol no esquiva la polio

[Vía El País] Un cinta adhesiva negra se escurre entre una mano marcada por el óxido del triciclo con el que se desplaza a diario. Uno a uno, los dedos son llamados a filas: se protegen y se estiran, calientan y esperan. La mirada se desliza entre las pequeñas ruedas de un monopatín en búsqueda de algún rodamiento en mal estado. El bullicio de las calles sin asfaltar y la violencia en Nigeria desaparece tras el sonido de unos monopatines que corren tras una pelota.

Abdul se prepara bajo los palos. Salta, se estira para atrapar la bola, su cuerpo se desliza por la cancha. Como portero, él no necesita un monopatín para moverse, tan sólo mantener el equilibrio con la única pierna que no tiene afectada por la polio. A su espalda, una hilera de autobuses quemados por el grupo terrorista Boko Haram recientemente parece observar cada movimiento del guardameta. Joven estudiante de ciencias, Abdul compagina los estudios con el para-soccer, fútbol para discapacitados, para apoyar a su familia, ya que por ese labor recibe 250 dólares mensuales. Al igual que muchos de sus compañeros, contrajo la polio cuando era muy pequeño.
Nigeria ha sido durante muchos años una de las mayores reservas mundiales de la polio, junto con Afganistán y Pakistán. Pero un nuevo horizonte se vislumbra en el país africano. Si este 24 de julio de 2015 no se dan nuevos casos, el país será declarado libre de polio, aunque para que lo sea definitivamente tendrán que pasar aún otros dos años sin nuevos brotes. En ese momento, se podrá asegurar con toda rotundidad que Nigeria y por tanto toda África es polio free.. “Por primera vez en años, los enfermos de la polio han disminuido hasta llegar a cero. El año pasado se registraron seis, éste ninguno” indicaba Boniface A. Igomu, el Coordinador Nacional del Programa de la polio de Rotary internacional, en marzo de 2014, cuando se realizó este reportaje. Todavía quedaba más de uno para alcanzar la meta. “La inseguridad es un reto que nos limita los movimientos pero se están llevando a cabo nuevas estrategias que nos permiten llegar a más niños, incluso en las zonas de difícil acceso”, agrega.

Boniface insiste que seguirán haciendo “campañas de vacunación de barrido” en aquellas zonas donde se han registrado ecos del virus, así como campañas de sensibilización. “Un sólo niño infectado puede desatar una epidemia”, advierte este rotario antes de explicar que el país ha dado "un paso esperanzador contra Boko Haram", por lo que ya no es un gran obstáculo. Pero sigue un desafío que no podemos olvidar si queremos tener éxito”.

Abdul vive en el extrarradio de Kano, capital del Estado del mismo nombre en el noreste del país. Gayaw es su barrio, una zona pobre en donde el asfalto, como otras tantas facilidades básicas, todavía no ha cubierto las polvorientas calles. “Los supervivientes de polio no lo tenemos nada fácil en Nigeria. El país vive bajo una constante crisis por la violencia y se nos relega a un segundo plano. Es difícil conseguir dinero y hay poco trabajo” explicaba Abdul aquella primavera del año pasado en la casa que aún comparte con su familia.

A escasos metros de la cancha de fútbol, un pequeño cobertizo sirve de gimnasio improvisado para nigerianos con movilidad reducida. El ruido de las pesas se mezcla con las gotas de sudor que recorren sus caras. En un lateral, un dibujo en la pared acompaña el espíritu de superación que envuelve el lugar: “Sin dolor, no hay victoria”. Al fondo, un rayo de luz ilumina un angosto corredor que conduce a la sala donde se ejercitan los jugadores del para-soccer. Las sillas se apilan en un lateral. La camilla espera impaciente a que alguien la envuelva en sudor. Una cinta recorre las muñecas de Sanusi mientras fija su mirada fuera de la ventana. Este nigeriano de 33 años lleva seis en el equipo. “El para-soccer es un deporte que requiere mucha dedicación. Tenemos que estar en forma para poder jugar y no tener lesiones. Aunque a veces eso es inevitable. El asfalto quema y no tenemos protectores" explica Sanusi.

Por unos instantes, estos supervivientes de la polio han encontrado su espacio propio en Nigeria. Sin apenas medios ni subvenciones económicas, el para-soccer se convierte en una reducto de libertad. Ahí sus problemas desaparecen, entre la continua sinfonía que crea el monopatín, la pelota de fútbol y el asfalto. En 1998, Misbahu Lawan Didi creó este deporte en el Centro de Rehabilitación de Marina en Lagos y, hasta la fecha, se ha convertido en una referencia en Nigeria y su práctica se ha extendido a otros países africanos.

Este equipo de fútbol profesional juega ligas nacionales con otros equipos de supervivientes de la polio y también internacionales contra Níger, Camerún y Ghana. "El fútbol está en el ADN de los nigerianos y es lo único que une al país", aseguraba el año pasado el entrenador Ibrahim, un nigeriano que lleva 18 años al frente de los entrenamientos. “El para-soccer les da la oportunidad de superarse y hacer que vuelvan a creer en ellos mismos. Muy poca gente se preocupa de los supervivientes de la polio” critica Ibrahim ante las dificultades que sufre el equipo. “Apenas tenemos medios para subvencionarnos. Siempre estamos en búsqueda de financiación. Mira sus manos y sus rodillas. No tenemos guantes, ni protectores. ¿No conocerás a alguien que quiera esponsorizar el club?”, lamenta el entrenador.
Decenas de curiosos se acercan a ver los entrenamientos, capitaneados por Rabim Lawan, de 34 años. En sus trece años como capitán, Lawan ha dado al equipo 15 trofeos. La mayoría de ellos vienen en sillas de ruedas adaptadas a las necesidades de los jugadores que se fabrican a escasos kilómetros de donde se sitúa el club de deporte de Kano. Ante la dificultad de adquirir sillas en condiciones y la falta de oportunidades, Abdulhahi Lawna decidió abrir un taller de fabricación de estas sillas especiales. Antiguo jugador de para-soccer, ahora pasa su tiempo dando una oportunidad a supervivientes de la polio, cuyas condiciones de vida rozan los umbrales de pobreza. “Muchos apenas cuentan con recursos económicos y la mayoría acaba pidiendo en las calles. Yo solía jugar en el equipo y un día me ofrecieron la oportunidad de abrir el taller. Me prestaron el terreno y me facilitaron dinero. En un país donde la polio es uno de los menores problemas, es necesario apoyar a los supervivientes; no con caridad sino con formación y empleo” explica Abdulhahi.

La parte trasera del taller sirve de albergue improvisado para 10 personas que no tienen donde ir. Mantas, un suelo y techo. Lo que a simple vista parecen unas condiciones espartanas, para ellos les ha supuesto un cambio definitivo en sus vidas... Muchos provienen de zonas rurales como Murtala Abubakar, que ha hecho del albergue su hogar y de sus compañeros, su familia. “Mi familia real vive fuera. Apenas estoy contacto con ellos. Vine hace dos años aquí sin nada. Estaba solo pero ahora es distinto”, cuenta el joven.

Nigeria es el país más poblado de África, la segunda economía del continente africano y el sexto país exportador de petróleo del mundo. Sin embargo, más de la mitad del país se muere de hambre mientras la violencia siembra las calles de la mano del grupo terrorista Boko Haram.

Ibenge entre los mejores entrenadores

La prestigiosa revista inglesa Four Four Two eligió a los mejores 50 entrenadores a nivel mundial en lo que va del 2015, teniendo en cuenta la actualidad pero también la trayectoria de los mismos. Y quien cierra el lista es nada más y nada menos que un africano: el congoleño Florent Ibenge. Destacan su doble labor al mando del AS Vita Club y del seleccionado de RD Congo, con el que fue tercero en la CAN Guinea Ecuatorial 2015.

"Los llevó a la final del 2014 de la Champions Africana y perdieron por poco ante el ES Setif argelino y admite que la combinación de las dos funciones ha sido "difícil, pero una magnífica experiencia". Ibenge es un economista cualificado y trabajó durante varios años en los clubes más pequeños en Francia, al mismo tiempo que como contable. Su gran oportunidad le llegó cuando su amigo Nicolas Anelka le pidió ayuda cuando estuvo a cargo del Shanghai Shenhua chino en 2012. Ahora con 53 años parece que un talento formidable ha sido desbloqueado", se puede leer en la explicación de su inclusión en el listado.

A pesar de ser el único africano entre los 50, hay otros entrenadores con pasado en seleccionados de África. En el puesto 24 aparece el estadounidense Bob Bradley (ex Egipto), en el 41 el sueco Lars Lagerbäck (ex Nigeria) y en el 43 el francés Hervé Renard (campeón de África con Zambia y Costa de Marfil).