domingo, 30 de agosto de 2015

Los africanos del Sport Boys

A falta de nueve fechas para el final de la Segunda División de Perú, no parece haber una candidato seguro para el ascenso. Cada cierto tiempo, la punta cambia de dueño, y este sábado Comerciantes Unidos asumió el liderato momentáneamente, pero detrás suyo siguen Deportivo Coopsol y Sport Boys. Comerciantes Unidos venció 2 a 1 de visita a Atlético Minero y obliga a Sport Boys a ganar de local. Y Deportivo Coopsol empató 3 a 3 ante Los Caimanes en Chongoyape. Mientras que el domingo, será el turno para Sport Boys. Los rosados recibirán al incómodo Carlos A. Mannucci de Trujillo en el Callao y deberán ganar para volver al primer lugar. 

Dos de las figuras de Sport Boys son africanos: el nigeriano Godson Ihedioha y el marfileño Hervé Kambou. Y aunque sufrieron al comienzo poco a poco se van adaptando. “Habla, negro”, le dice Godson a Hervé y los dos ríen. “Es que es negro, ¿no lo ves? Jajaja”, ríen ambos en el auto. Este domingo, la ‘Misilera’ se juega la punta y ellos armaron la previa en el rico ‘Llauca’.

¿Conocen bien el Callao?
HK: No mucho. No somos de andar fuera de casa, es la primera vez que venimos por aquí (Puerto Nuevo y Loreto). Habíamos pasado, pero no nos habíamos detenido. 

¿Cómo los ‘bautizaron’ cuando llegaron?
GI: Nos robaron con pistola. Pero eso pasa en todos lados del mundo. Ahora tenemos más cuidado. 

¿Qué fue lo que más les chocó al llegar al Perú?
HK: El idioma. Yo aprendí con un diccionario en la mano y a Godson aún le cuesta. Pero la gente ha sido amable. No notamos el racismo de otros países. Eso es chévere.

¿Qué anécdota recuerdan de eso?
HK: Al inicio Godson se peleaba con todos porque le decían negro, jajaja. Algunas veces da cólera cuando jugamos y te gritan “negro conc…” jajaja, pero así es el fútbol. La comida peruana es variada

¿Qué es lo que han probado?
GI: Varias cosas, pero no comemos gato. No hemos probado tampoco, no me gusta la carne. Pero la comida peruana es rica, parecida a la de Nigeria, a base de arroz.

¿Hasta dónde quieren llegar con Boys?
GI: Yo quiero llegar a Primera División con el Boys. Hay que ir paso a paso, pero ese es mi sueño por ahora.

Fuente: Depor.Pe

jueves, 27 de agosto de 2015

Las Palmas vuelve a confiar en África

La contratación del marroquí El Zhar para las dos próximas temporadas vuelve a acercar a la UD Las Palmas (España) al fútbol africano, tan próximo en el plano geográfico y tan lejos en la realidad. "El proyecto de Las Palmas es muy bonito y su afición me gusta mucho", ha dicho hoy el nuevo jugador amarillo. "El estilo de juego de Las Palmas me conviene más. He estado entrenando todo el tiempo y estoy bien físicamente para poder jugar este domingo si el entrenador lo estima oportuno", admitió el jugador procedente del Levante. El Zhar ha indicado, además, que "tenemos que ganar al Levante este domingo, es un rival directo y un partido muy importante para nosotros". El futbolista marroquí ha pasado reconocimiento médico esta mañana. Posteriormente se ha entrenado con sus nuevos compañeros en las instalaciones de Barranco Seco.
Apenas una decena de jugadores del continente africano han actuado con el representativo grancanario a lo largo de su historia, desde Jaco Azafrani (con pasaporte español) también hasta el trío compuesto por Thievy, Chrisantus y Atouba, de reciente época, que llegaron a estar juntos en la plantilla de Sergio Lobera.

Hay que tener en cuenta otros detallles relacionados con futbolistas nacidos en Africa y de facto jugadores canarios por su posterior traslado a la isla. En ese pequeño grupo encontramos a Gerardo Miranda (nacido en Mauritania) o Francisco Javier Verona (El Aaiun), incuestionables jugadores isleños por natalicios relacionados con etapas familiares en el continente. Y, viceversa, un jugador de origen canario que logró internacionalidad para disputar torneos internacionales con Guinea Ecuatorial, como es Randy Ibanga.

En línea globales, el fútbol de Africa en la UD Las Palmas no puede sentirse afortunado. Salvo Chrisantus y el gran año de amarillo de Thievy, el resto de jugadoes no lograron concretar las expectactivas que sus fichajes generaron.

El extremo marroquí El Zhar podría no ser el último de esta selecta lista, que se narraría de la siguiente manera:

1955/Jaco Azafrani (Marruecos, con pasaporte español), procedente del España de Tánger

1997/ Zeferino Paulo (Guinea Bissau), cedido por el Real Madrid

2001/ Soulemane Oulare (Guinea Conakry), procedente del Racing Genk belga

2002/Alain Nkong (Camerún), del Villa Española de Uruguay

2004/Francisco Chupe Ela (Guinea Ecuatorial), cedido por el Real Madrid

2012/Thievy Guivane (Congo, con pasaporte francés), cedido por el Espanyol,  Macauley Chrisantus (Nigeria), procedente del Hamburgo alemán y Tim Atouba (Camerún), desde el Ajax holandés

2015/El Zhar (Marruecos, con pasaporte francés), procede del Levante

Fuente: Tinta Amarilla y Web Oficial Las Palmas

miércoles, 26 de agosto de 2015

Mabola solidario en Chile

Un innovador proyecto deportivo y formativo abrió sus puertas para niños y familias de Tarapacá (Chile). Se trata de la Escuela de Fútbol “Imbewu” África-Iquique, liderada por el ex futbolista profesional Ricardo Vieira “Mabola”, quien integró la selección de Guinea Bissau, y algunos clubes de renombre como Benfica de Portugal y Ponte Preta de Brasil, y llegó a territorio chileno para compartir su experiencia como exfutbolista profesional y misionero en África. 

Los talleres dirigidos a niños de 5 a 10 años tienen una metodología de enseñanza que desarrolla no sólo la formación técnica de los jugadores, sino también el reforzamiento de valores morales, convirtiéndose en un aporte para los padres en su rol formativo. 

Además cuentan con el apoyo médico del Dr. Gonzalo Dibona, quien junto a otros colegas se encargarán de realizar las evaluaciones médicas y estudiar la evolución de los participantes.

Glorias de África: George Weah

[Por Diego Martín Yamus] Fue un verdadero líder para Liberia, pero un líder positivo, contrariamente a los que gobernaron su país a fuerza de guerras civiles. Bautizado como George Tawlon Mane Oppong Ousman Weah por su nacimiento el 1 de octubre de 1966 en Clark Town, un pobre suburbio de Isla Bushrod, en las afueras de la capital Monrovia, afortunadamente para el mundo del fútbol alcanzó y sobró con su primer nombre y su apellido. George Weah mantuvo la bandera de su dolorida nación en alto no sólo con su juego, sus goles, sus títulos. También fue un campeón del amor y la paz por su patria con diversas obras de caridad y hasta militando en la política. Y claro que dejó una gran historia en el fútbol africano y mundial.

Como tantos grandes futbolistas del continente, Weah llegó al mundo en una extrema pobreza: familia numerosa con 12 hermanos perteneciente a la etnia kru, padres que no querían que practicase el fútbol y que lo criaron según las costumbres de la etnia con su abuela paterna Emma Klonjlale Brown, estudios básicos en una escuela islámica que completó con éxito y hasta trabajador de telefonista en la compañía nacional Libtelco cuando jugaba el campeonato de su país. Así de modesto fue su comienzo con la pelota, a los 15 años en el Young Survivors de Clark Town y su debut profesional a los 19 en 1985 con el Mighty Barrolle, uno de los más populares de Liberia. Allí no sólo empezó a demostrar su capacidad goleadora con 7 tantos en 10 partidos, sino que conquistó en su primer año dos títulos, el de la Liga y la Copa nacional. Pasó entonces en 1986 a otro grande, el Invincible Eleven (Once Invencibles en inglés), del que realmente fue uno de ellos con 24 goles en 23 partidos, máximo artillero de la temporada, y otro título liguero. Por eso fue convocado para la selección por primera vez en 1987.

Tras estudiar distintas ofertas, en 1988 firmó un contrato semiprofesional con el gran Tonnerre Yaoundé de Camerún, el equipo por donde pasaron Thomas N´Kono y Roger Milla, en el que siguió moviendo las redes (14 goles en 18 partidos). Con eso llamó la atención del entrenador de la selección de los Leones Indombables, el francés Claude Le Roy, que lo contactó con Arséne Wenger, otro galo de enorme trayectoria, por entonces técnico del AS Mónaco, quien quedó impresionado por sus actuaciones y así llegó al club por 12 000 libras para la temporada 1988 / 1989, debutando el 17 de agosto de 1988 ante el Auxerre. Wenger dispuso un plan especial de entrenamiento para que George se acostumbrara a la alta competencia, pero no fue titular aunque cuando estuvo entre los 11 formó una interesante dupla ofensiva con el inglés Glen Hoddle. Y fue de a poco destacándose con su potencia, velocidad y sus eficaces remates, luego junto a otro africano, el marfileño Youssouf Fofana, ganando en 1991 la Copa de Francia ante el Olympique de Marsella 1-0 y perdiendo la final de la Recopa de Europa 1991/1992 con el Werder Bremen de Alemania (2-0), pero siempre haciendo de las suyas: en total en sus cuatro años sumó 66 goles en 149 partidos. Mientras tanto lo hacía para Liberia, a la que con dos goles estuvo cerca de llevarla al Mundial de Italia 90, siendo en 1989 segundo de Egipto en el Grupo B de la segunda ronda, al que derrotó 1 a 0 como local aparte de otra victoria por 1-0 sobre Malawi con un gol suyo, por lo que ese 1989 fue premiado por primera vez mejor jugador africano del año. Como el país sufrió en ese entonces su primera guerra civil, Weah dejó el equipo nacional y se preocupó mucho por la delicadísima situación política invirtiendo buena parte de su sueldo en buscar refugio a familiares y amigos, aparte de que se enfrentó al gobierno de su país y estableció a su familia en Nueva York, incluidos sus pequeños hijos a los que visitaba yendo de Francia a Liberia en el superveloz avión Concorde.

Por suerte, la década del 90 fue grandiosa para el centrodelantero. Luego de su gran pasar por Mónacoo, en 1992 pasó al París Saint Germain, en un gran equipo con los internacionales franceses Bernard Lama y David Ginola y el brasileño Raí, del que en 1992/1993 fue máximo goleador y lo llevó a la semifinal de la Copa de la UEFA frente a la Juventus (1-2 y 0-1), y luego ganó muchos títulos, comenzando por la Copa francesa esa temporada (3-0 al Nantes) y el de la Ligue 1 en 1993/1994, ésta donde además llegó a otra semifinal europea, la de la Recopa, cayendo frente al Arsenal (1-1 y 0-1). En 1994 retornó a la selección, a la que clasificaría a su primera Copa Africana de Naciones, la de Sudáfrica 1996, y recibió su segundo Balón de Oro al mejor futbolista africano del año, el último entregado por la revista France Football. Y en 1995 Weah tuvo un año espectacular con dos títulos más con el PSG (Copa de Francia 1-0 sobre el RC Strasbourg y Copa de la Liga 2-0 al Bastia), una gran actuación en la Liga de Campeones de Europa en la que fue máximo artillero eliminando al Barcelona en el mismísimo Camp Nou 2 a 1 con un gol suyo y llegando a semifinales ante el Milan (0-1 y 0-2), que así lo trajo en mayo como sustituto del retirado holandés Marco Van Basten por una suma de 11 000 millones de liras (7,5 millones de euros) para jugar la Liga italiana 1995/1996, en la que debutó el 27 de agosto ante el Padova por la fecha 1, con un gol a los 6 minutos y una asistencia para el gol del capitán Franco Baresi a los 44 minutos para la victoria por 2 a 1. Y sobre todo obteniendo nada menos que cinco premios individuales: otro Balón de Oro de Africa concedido por la CAF, un galardón similar de la revista Afrique Football, jugador mundial de la FIFA, el Onze de Oro del mensuario francés Onze Mondial al mejor de Europa y, como broche, el Balón de Oro FIFA, único ganado por un africano hasta hoy, donde se impuso con 170 puntos sobre figuras como el italiano Paolo Maldini, el alemán Jürgen Klinsmann, el brasileño Romario y otro italiano, el gran Roberto Baggio.
En 1996 siguieron los éxitos con el campeonato de la Serie A en su primera temporada con el Milan, donde marcó 11 goles en 26 partidos (máximo artillero del equipo) y fue el segundo mejor futbolista del mundo en el Balón de Oro de la FIFA detrás del brasileño Ronaldo; entretanto, la guerra concluía en Liberia y además jugó en febrero la CAN de Sudáfrica, donde las Estrellas Solitarias no pasaron la primera ronda en el Grupo B, venciendo a Gabón 2 a 1, partido en el que se presentaron con la camiseta del París Saint Germain que el mismo Weah trajo como parte de un conjunto de indumentaria y pelotas para el equipo, y luego cayeron ante Zaire 2 a 0. Volviendo a su carrera en Italia, al principio alternó con Roberto Baggio y Marco Simone ya que el técnico Fabio Capello jugaba con dos delanteros, pero luego se consolidó como titular y referente indiscutido y, tras dos malas temporadas de Liga quedando afuera de las Copas europeas (en las que igual fue mayor goleador del Milan), en la 1998/1999 ganó su segundo “scudetto” con los rossoneros, formando delantera con el alemán Oliver Bierhoff. Para entonces volvió a intentar con la selección llegar al Mundial de Francia en cuyas eliminatorias marcó 2 goles, pero no pudo en el Grupo 2 final con Túnez (clasificado) y Egipto, al que derrotó como local 1-0 como en 1989 pero con un gol suyo a los 29 minutos, siendo su única victoria.

En 1999 perdió la titularidad en el Milan por la llegada del ucraniano Andrei Shevchenko y fue cedido en 2000 al Chelsea, donde en su corta estadía obtuvo el 20 de mayo en Wembley la final de la FA Cup ante el Aston Villa 1-0. Al no renovar con el Milan, volvió a Inglaterra en agosto de 2000 como agente libre para el recién ascendido Manchester City, pero sólo estuvo tres meses, no pudo afirmarse como titular a pesar de marcar y tuvo problemas con el técnico Joe Royle, así que volvió a Francia y pasó al Olypique de Marsella, donde tampoco consiguió brillar como en antaño ya que el equipo quedó 15º, cerca del descenso. Por ese 2001, con casi 35 años, intentó por última vez la clasificación al Mundial, en este caso el de Corea y Japón 2002, siendo capitán, patrocinador y asistente del entrenador francés Philippe Redon; entonces contribuyó con dos goles, y estuvo más cerca que nunca ya que faltando una fecha en el Grupo 2 llevaban un punto sobre Nigeria; sin embargo, las Aguilas Verdes derrotaron a Ghana 3 a 0 y los dejaron afuera, pero Liberia cumplió una gran campaña con 5 triunfos en 8 partidos, incluyendo uno sobre los nigerianos 2-1 como locales con un gol de su primo Christopher Wreh y un 3-1 de visitante sobre los ghaneses. Apareció por última vez para su país en la Copa Africana de Naciones de Malí en 2002, donde le marcó al local al minuto 45 el 19 de enero en Bamako para un 1-1, y participó en el 2-2 ante Argelia el 25 de enero en Bamako (donde fue amonestado a los 55 minutos) y la derrota 0-1 con justamente Nigeria el 28 de enero en Mopti, su último encuentro con el que dejó 60 presencias y 22 goles para ser el máximo goleador histórico de Liberia. Y cerró su gloriosa trayectoria jugando desde mediados de 2001 en el Al-Jazira de Emiratos Arabes Unidos, donde también movió mucho las redes (30 goles en 38 partidos en dos temporadas) y puso punto final a su gran historia en agosto de 2003; al año siguiente, en 2004, Pelé lo incluyó en la lista FIFA 100 de los mejores jugadores vivos de la historia.

A partir de su retiro, George siguió siendo tan grande como con la pelota, ayudando a su país desde que fundó un partido político, el Congreso para el Cambio Democrático (CDC) con el que se presentó en las primeras elecciones tras el final de la segunda guerra civil en 2005, apoyado por los más desfavorecidos por el conflicto. Ganó en primera vuelta, pero fue derrotado en la segunda por la actual presidenta Ellen Johnson Shirleaf; él denunció fraude y sus partidarios se enfrentaron con la policía, pero los observadores internacionales avalaron las elecciones y Weah terminó saludando a su rival. Para presentarse de nuevo y falto de estudios superiores requeridos por el gobierno, aunque tenía un grado de dirección deportiva en Londres pero no válido, se fue a estudiar administración de empresas y criminología en la escuela superior Devry University de Miami, con lo que pudo participar en los comicios de 2011 aunque ahora como vicepresidente del diplomático Winston Tubman, siempre con su partido Congreso por el Cambio Democrático.
Además, colabora con Unicef desde 1994, cuando dio publicidad a las campañas de vacunación en su país, y es Embajador de Buena Voluntad desde 2004. Aunque se le suspendió temporalmente en 2005 por presentarse a las elecciones presidenciales del país, la relación entre ambas partes se ha mantenido yextendido a otros aspectos como la prevención del SIDA, promoción de escuelas de formación profesional, lucha contra el uso militar de niños y campañas de alfabetización. Otras dos grandes obras de caridad fueron que en 1994 presidió un club liberiano, el Junior Professionals de Monrovia, donde daba ayuda a niños de familias carenciadas o desestructuradas no sólo con el fútbol sino alentándolos a no dejar los estudios, condición indispensable para jugar en el equipo del cual salieron internacionales como Zizi Roberts, Sunday Seah y Varmah Kpoto y que fue campeón de la Liga local en 1997. Y en 1998, su participación en el disco “Lively Up Africa”, junto al cantautor Frisbie Omo Isibor y jugadores como el nigeriano Taribo West, el senegalés Ibrahim Ba y el sierraleonés Mohamed Kallon, cuya recaudación era destinada para financiar fondos escolares de los países que representaban.

Es cristiano aunque por 10 años profesó el islamismo y luego regresó a su religión actual, y ha trabajado por la convivencia entre ambas creencias. Tiene la nacionalidad francesa (que obtuvo en julio de 1993 para no ocupar plaza de extranjero en el París Saint Germain) y la estadounidense además de la suya natal. Está casado con una estadounidense, con quien vive en Fort Lauderdale, Florida, y dos de sus hijos, George Weah Junior (de una relación anterior) y Timothy también son futbolistas y han formado parte de los juveniles de la selección de Estados Unidos. Su primo Christopher Wreh, también internacional, llegó al Mónaco en 1989 por recomendación de George y además jugó aquella CAN de Sudáfrica en 1996 y en el Arsenal en 1997.

Un delantero completo, fuerte, veloz y potente, con capacidad para terminar e iniciar jugadas y muy hábil a pesar de su 1.84 metros. Arséne Wenger le definió como «una sorpresa. Igual que cuando un niño encuentra un huevo de chocolate el domingo de Pascua. No he visto a ningún otro jugador eclosionar como lo hizo él». Once títulos, 9 distinciones individuales, 528 partidos, 268 goles, una enorme carrera como futbolista y mejor aún fuera de la cancha sobran para que George Weah, el Rey George como fue apodado, integre la galería de grandes de Africa.

Ver también
Badou Zaki (Marruecos)
Abedi Pelé (Ghana)
Sub 20 2009 (Ghana)
Rashidi Yekini (Nigeria)
Seydou Keita (Malí)
Lakhdar Belloumi (Argelia)
Claude Le Roy (Entrenador Camerún, Ghana, Senegal, Congo, RD Congo)
Senegal 2002 (Senegal)
Henri Michel (Entrenador Camerún, Marruecos, Túnez, Kenia, Guinea Ecuatorial)
Costa de Marfil 1992 (Costa de Marfil)
Tarak Dhiab (Túnez)
Camerún 1990 (Camerún)
Doctor Khumalo (Sudáfrica)
Kalusha (Zambia)
Peter Ndlovu (Zimbabwe)
Ali Hussain Kandil (Egipto)
Angola 2006 (Angola)
Alain Giresse (Entrenador Senegal, Malí y Gabón)

martes, 25 de agosto de 2015

Definidos los semifinalistas

El fin de semana no sólo se jugó la quinta fecha de la Champions Africana, también se jugó la misma fecha del segundo torneo de clubes del continente: la Confederation Cup. Y tras ella, ya se conocen los cuatro elencos que jugarán las semifinales, aunque habrá que esperar hasta la última fecha para definir ubicaciones y cruces. Dos egipcios, Al Ahly y Zamalek, Etoile du Sahel (Túnez) y Orlando Pirates (Sudáfrica) son los equipos que seguirán en carrera tras la finalización de la fase de grupos para ir en búsqueda del título.

En el Grupo A, los líderes con 10 puntos son Al Ahly y Etoile. El multicampeón egipcio se impuso 1-0 en su visita al Esperance (Túnez) con gol del ghanés John Antwi y se aseguró el pase a las semifinales tras el empate del día siguiente entre el Etoile y el Stade Malien, partido disputado en el Stade Modibo Kéïta de Bamako. La visita se adelantó en el marcador tras una buena maniobra del guineano Alkhali Bangoura e iba ganando 1-0 hasta los 90 minutos, pero apareció Moussa Coulibaly para poner el 1-1 final.
En la zona B, las cosas ya estaban casi definidas en favor del Orlando y del Zamalek y terminaron de concretarse con sus respectivos triunfos ante el AC Leopards (Congo) y el CS Sfaxien (Túnez). Los sudafricanos se impusieron 2-0 con goles de Manyisa y Makola, mientras que el equipo egipcio venció 3-1 como visitante gracias a los tantos de Kahraba y Hamoudi, en dos ocasiones, marcando Maaloul el empate transitorio.

En la última fecha el 13 de septiembre, en el Petro Sport Stadium de El Cairo, Zamalek recibirá al Orlando en lo que será un atrapante encuentro para determinar el ganador de la zona. 

lunes, 24 de agosto de 2015

Champions/ Tres para dos lugares

Mientras que en el Grupo B de la Champions ya se conocen los dos clasificados a semifinales, en el Grupo A hay tres aspirantes para dos cupos y todo se definirá en la última fecha a mediados de septiembre. Este domingo, los triunfadores fueron Al Hilal (Sudán) y MAT Tetouán (Marruecos) y alcanzaron en la cima al TP Mazembe congoleño con 8 unidades.

Los sudaneses, con un gran ambiente en el Al-Hilal Stadium de Omdurman, golpearon ante de los diez minutos por intermedio de Athar Eltahir y luego mantuvieron el 1-0 sobre el equipo de la RD de Congo. De esta manera, los comandados por el tunecino Nabil Kouki buscarán el pase a la semifinal en la última fecha visitando al Smouha (Egipto).
Justamente el elenco egipcio es el único que ya no cuenta con chances de clasificar luego de caer 2-1 en su visita al MAT Tetuán. El equipo marroquí dirigido por el español Sergio Lobera se puso en ventaja a los 13 minutos tras una media vuelta de Tato, compatriota del entrenador, que entró casi pidiendo permiso ante una floja respuesta del arquero Soliman. En el segundo tiempo, a los 73, Abdeladim Khadrouf puso las cosas 2-0 para el local a través de un tiro penal. Dos minutos después, con un buen remate bajo, Amr El Menoufy marcó el descuento para el Smouha pero no alcanzaría.

Con estos resultados, los dos clasificados se definirán en la última fecha, cuando el MAT visite al TP Mazembe y el Al Hilal viaje a Egipto por la clasificación.

domingo, 23 de agosto de 2015

Champions/ Grupo B definido

El USM Alger ya se había asegurado su lugar en la semifinales de la Champions al ganar los cuatro partidos del Grupo B. Restaba definir el otro clasificado de la zona para dicha instancia y se conoció este sábado, tras un nuevo triunfo del USM Alger y una derrota sobre el final del Al Merrikh sudanés. 
En la noche del viernes, el Stade Omar Hamadi fue el escenario donde el último campeón ES Setif luchó por mantener las chances de seguir peleando pero no lo consiguió ante el USM Alger. Los comandados por Miloud Hamdi se impusieron 3-0 con goles de Belaili, Beldjilali y Aoudia para alcanzar los 15 puntos y dar un duro golpe al campeón vigente. Este resultado clasificó automaticamente a Al Merrikh (Sudán).

Quizás por tener la clasificación ya asegurada, el elenco sudanés empezó algo dormido en la tarde noche del Stade Messaoud Zougar, donde el MC El Eulma -había perdido en sus anteriores presentaciones- ya ganaba 2 a 0 en menos de media hora de juego. Kadri y Abbes, este último con una exquisita definición. le estaban dando sus primeros puntos al elenco argelino. Sin embargo, en la última media hora de juego reaccionaron los del francés Diego Garzitto y dieron vuelta las acciones con goles de Eldin Yousif y Al Madina, en dos ocasiones, el último de penal a los 90 minutos.
Entre el 11 y el 13 de septiembre, con todo ya definido, se jugará la sexta fecha: Al Merrikh (10 puntos)-USM Alger (15) y ES Setif (4)-MC El Eulma (0).

En tanto por el Grupo A, este domingo se disputará la quinta fecha con estos duelos: Al Hilal (Sudán) (5)-TP Mazembe (RD Congo) (8) y MAT Tetouán (Marruecos) (5)-Smouha (Egipto) (3). 

sábado, 22 de agosto de 2015

Del fútbol sala a las filas de ISIS

[@ernestinhos para FutbolPrimera.es] En Marruecos, más de 1300 jóvenes han sido captados por Estado Islámico para llevar la Yihad a los territorios de Siria e Irak; uno de esos chavales es Mohamed Hatim Ouahabi Halawa, que a sus 27 años ha decidido aparcar su carrera en el fútbol sala y cambiar los balones por las balas de la noche a la mañana. Así es como se han enterado sus padres, que con una fría llamada confirmaron el mayor de sus temores. Y es que llama la atención, cuanto menos, que un deportista de élite haya decidido dejarlo todo para unirse al terrorismo islamista.
En 2012, Marruecos disputó en Tailandia por primera vez en su historia una fase final de un Mundial de fútbol sala, y en la fase de grupos le aguardaba un rival tan complicado como España. En aquel encuentro, que La Roja se llevó por 1-5, estaba el joven Hatim marcando en banda a jugadores como Sergio Lozano. El ala era una de las grandes promesas del futsal marroquí que veía en esta participación mundialística un trampolín para potenciar este deporte en sus pabellones, pero tan sólo 3 años después ha optado por enfrentarse a los rivales de Occidente en un verdadero campo de batalla.

Tras jugar en varios clubes de fútbol de Catar y Kuwait, Hatim regresó a Marruecos donde la federación le convenció para probar sobre el parquet, donde se adaptó de forma asombrosa para el Mundial de 2012. Una prometedora carrera y, además, proviniendo de una família acomodada, lo que hace más chocante su decisión de sumarse a esta organización terrorista. Al fin y al cabo, Hatim no es más que uno de los miles de jóvenes que a lo largo del magreb caen presas de los cantos de sirena de Estado Islámico a pesar de conducirles a una muerte casi segura.

No es el único caso de un deportista de élite que cambia el balón por el AK-47. El pasado año una de las promesas del fútbol tunecino, Nidhal Selmi, dejó el Étoile Sportive du Sahel tras ganar la Copa de Túnez para embarcarse en Estado Islámico junto a su hermano, hallando la muerte en combate en octubre de 2014. Pero también encontramos jugadores que se han pasado al otro bando como el iraquí Ali Adnan Kadhim, que tras ser elegido mejor jugador asiático en 2013 decidió combatir a ISIS en el ejército durante el verano de 2014 antes de regresar con su equipo para no dejar de lado el fútbol, e hizo bien, porque esta temporada ha fichado por el Udinese.

jueves, 20 de agosto de 2015

UNAF: Raja Casablanca campeón

La cuarta edición del Torneo de Clubes de la Unión de Federaciones de Fútbol del Norte de África (UNAF) culminó hoy en el Estadio Mohamed V de Casablanca y el título fue para los locales del Raja Casablanca con dos triunfos y un empate ante Al Hilal Benghazi de Libia. Los comandados por el holandés Ruud Krool vencieron al Ismaily de Egipto y al Club Africain tunecino y con el empate de hoy sumaron un nuevo título a sus logros internacionales que llegan a ocho (3 Champions, 1 Supercopa, 1 Champions Afro-Asiática, 1 Champions Árabe y 1 Copa de la CAF). 

El Ismaily egipcio terminó segundo tras empatar 2-2 con el Club Africain de Túnez. Ambos terminaron con 4 unidades pero el equipo de Egipto tuvo mejor diferencia de gol Túnez. El representante libio culminó con una sola unidad. Sólo faltó un representante de Argelia, que no envió por problemas de calendario, ya que su campeonato nacional comienza el próximo fin de semana. El torneo se llevó a cabo en el formato de campeonato, todos contra todos. 

El Raja Casablanca embolsa la suma de 50.000 dólares, el subcampeón la mitad, el tercero 15 mil y el último 10.000.
Fecha 1/ Jueves, 13 de Agosto
Hilal Benghazi (Libia) 1 (Ali Cherif)-Club Africain (Túnez) 3 (Chtiba -en contra-, Ouedhrefi y Jaziri)
Raja Casablanca (Marruecos) 1 (Bouldini)-Ismaily (Egipto) 0

Fecha 2/ Domingo, 16 de Agosto
Ismaily (Egipto) 4 (El Said, Hamdi e Ikechukwu x2)- Hilal Benghazi (Libia) 0
Raja Casablanca (Marruecos) 2 (Bouldini e Iajour)-Club Africain (Túnez) 0

Fecha 3/ Miércoles, 19 de agosto
Ismaily (Egipto) 2 (Hamad y Ben Yahia, en contra)-Club Africain (Túnez) 2 (Khalifa y Jaziri)
Raja Casablanca (Marruecos) 0- Hilal Benghazi (Libia) 0

miércoles, 19 de agosto de 2015

Lo pateo yo, Kweuke

El fin de semana dio comienzo en Turquía la Super Lig. El Rizespor de los africanos Itandje (Camerún), Viera (Costa de Marfil), Oboabona (Nigeria) y Kweuke (Camerún) visitaba al Genclerbirligi en el Ankara Ondokuz Mayıs Stadyumu. A menos de cinco minutos para el cierre, la visita caía por 2 a 1. El árbitro Ulusoy marcó penal y el Rizespor tenía la posibilidad de llegar al empate parcial. El camerunés Kweuke tomó el balón decidido a patearlo, pero su entrenador Hkmet Karaman empezó a gritar desde el banco que el encargado era el número 7 Sercan Kaya. Firme en su convicción, y haciendo caso omiso a las palabras de sus compañeros, Kweuke remató y convirtió el empate.

Pero las cosas no terminaron ahí. Kweuke, a pesar del intento de su compañero francés Ludovic Sylvestre de detenerlo, festejó el gol enojado mirando hacia el banco de suplentes, como si para sus adentros pensara: "Ahí tienen, para los que no confiaban en mi". Karaman no se quedó atrás y haciendo gestos pareció decirle que las cosas no quedarían así y que luego habría una charla para hablar de lo sucedido. 
Unos minutos después, el mismo Kweuke marcaría su segundo gol y el tercero de su equipo para el 3-2 final y el arranque con victoria en el siempre competitivo campeonato turco. Por el momento no hubo anuncio oficial, pero este accionar del goleador le podría traer consecuencias y hasta alguna sanción disciplinaria por parte de su club.